Un buen gobierno es el mejor candidato

Jaime David reitera a sus compañeros del PLD seguir manteniendo “la unidad dentro de la diversidad”

ESPACIO DE PRENSA, SANTO DOMINGO.-El ex vicepresidente de la República y miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana, Jaime David Fernández Mirabal, dijo que lo más importante para el país  y para su organización  es seguir trabajando para mantener la estabilidad de la economía y producir transformaciones desde el gobierno, pues el mejor candidato de un partido en el gobierno es una buena gestión.

Fernández Mirabal expresó que distraerse en estos momentos en temas electorales solo favorece a los adversarios, que como no hacen  propuestas,  solo quiere entrar en debates electorales.

“Hay que recordar que el mejor candidato de un partido en el gobierno es un buen gobierno. Si hacemos un mal gobierno no importa al Espíritu  Santo que traigamos”, agregó  Fernández Mirabal entrevistado en el programa Hoy Mismo, referido por la Secretaría de Comunicaciones del PLD.

El también ex senador de la República llamó a la familia peledeísta a seguir manteniendo la unidad en la diversidad, y a recuperar el poder de las ideas, puesto que el PLD nació para ir transformando la sociedad dominicana: “Ya que aún debemos avanzar más en la organización del pueblo dominicano para preservar todas las conquistas democráticas y el desarrollo que hemos alcanzado bajo los gobiernos del PLD”.

Fernández Mirabal se refirió a la buena marcha de la economía, y al cuidado que se tiene en el gobierno, en especial el equipo económico, de mantener el equilibrio entre capacidad de endeudamiento y capacidad de pago, resaltando la confianza de los organismos internacionales en el manejo de la economía.

El ex vicepresidente de la República mostró su optimismo en que el Congreso Nacional apruebe la ley de Partidos y la Ley del Régimen  Electoral, “que son fundamentales para la estabilidad del sistema democrático “, destacó.

El dirigente peledeísta consideró que el Comité Político del PLD tiene que trazar una agenda legislativa en el entendido de que el Partido de la Liberación Dominicana tiene el control del Congreso Nacional y es ese alto organismo quien traza la pauta de la política congresional, como lo establecen sus estatutos.