Carnaval de Río de Janeiro comienza con tono antisistema

RÍO DE JANEIRO. — Hay algunos brasileños que probablemente no encontrarán mucho qué disfrutar al arrancar los afamados desfiles del Carnaval en Río de Janeiro: el alcalde, el gobernador y el presidente de Brasil.

Se ha estado percibiendo un tono antisistema en las celebraciones del Carnaval de este año, y se prevé que los desfiles con un recorrido de 700 metros (2.300 pies) del domingo por la noche a través del Sambódromo incluyan algunas participaciones contra el liderazgo político del país en un momento de depresión económica y escándalos políticos.

Está previsto que el presidente Michel Temer, el gobernador del estado de Río, Luiz Fernando Pezao, y el alcalde municipal Marcelo Crivella no asistan a la celebración de dos días. Los desfiles al ritmo de la samba solían ser un imán para los políticos antes de que comenzara una pesquisa sobre corrupción en el país en 2014.

La actitud contra el sistema político también se ha visto en vestuarios y se ha escuchado en canciones de las fiestas callejeras en Recife y Sao Paulo.

AGENCIA  AP