VIDEO: Califé de La Capital. Somos carnaval

ESPACIO DE PRENSA, SANTO DOMINGO.-“El carnaval es un espacio de crítica, un espacio contestatario, a través de un lenguaje y de un símbolo que es la burla”, explica Dagoberto Tejeda, sociólogo y el más grande investigador de los carnavales dominicanos y sus personajes.

“El Califé, cuenta Dagoberto, nace en época de Trujillo. Había una cantidad de funcionarios que habían visitado París y cuando llegaban aquí se quedaban alienados pensando que estaban allá y se planteaban como intelectuales.

“Un artista ojalatero, que se llamaba Chencho, hacía una sátira de esos personajes que van al parque Colón.

Del parque Colón seguía para los barrios, cuando llegaba a una esquina que había mucha gente, él miraba la gente y si le manifestaban que no con la cabeza, eso significaba que no había ningún calié trujillista ahí entonces tiraba un verso de doble sentido.

“Era un bucapie y se quedaba a veces solo, todo el mundo se apretaba y salían juyendo; pero cuando llegaba a un sitio y le decían que sí con la cabeza significa que habían calieses, entonces él tiraba un verso que todo el mundo lo que hacía era que se moría de la risa”.