Maduro acusa de intolerante a la Cumbre de las Américas

CARACAS. El presidente venezolano Nicolás Maduro arremetió el domingo contra la Cumbre de las Américas celebrada en Lima, acusándola de intolerancia ideológica y asegurando que está condenada al fracaso.

Tras un encuentro en Caracas con su colega boliviano Evo Morales, Maduro indicó que la reunión de dos días en Lima que concluyó el sábado es anacrónica dado que, según dijo, en lugar de ser el espacio para el encuentro del norte y el sur del continente, se convirtió en un espacio para el desencuentro.

“Comienza a ser lo que pudiera ser el final de las Cumbres de las Américas por la intolerancia ideológica y la intolerancia política”, dijo el gobernante.

Maduro, que no fue invitado a la cumbre, destacó que más allá de la ausencia de varios mandatarios, el fracaso del encuentro continental se evidenció además en que no hubo acuerdo en ningún área.

El gobierno del ahora ex presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski canceló la invitación enviada a Maduro para asistir a la Cumbre argumentando que Venezuela rompió los principios democráticos y se estaba convirtiendo en una dictadura.

En Lima además estuvieron ausentes el mandatario cubano Raúl Castro y el presidente estadounidense Donald Trump, quien permaneció en Washington para coordinar la respuesta a un ataque aparentemente con armas químicas en Siria, y quien fue reemplazado por el vicepresidente Mike Pence.

Sobre el anuncio del presidente argentino Mauricio Macri y otros gobernantes de la región de que no convalidarán el resultado de las elecciones presidenciales del 20 de mayo en Venezuela, Maduro expresó que “lo que importa es que las reconozcan las instituciones y el pueblo”.

Acotó que para él no tiene importancia lo que opinen presidentes como Macri, el brasileño Michel Temer o Juan Manuel Santos de Colombia.

“Les daré una lección a los peleles del imperialismo: Macri, Temer y Santos. Saldrán derrotados”, agregó.

Morales, cercano aliado del gobierno socialista venezolano, se solidarizó con Maduro y resaltó que no se trata de que reconozcan los comicios los gobiernos “sumisos al imperio”, en alusión a Estados Unidos, lo importante es que los gobiernos revolucionarios de la región “somos reconocidos por nuestros pueblos”.

AGENCIA  AP