Trump condena publicación de las preguntas que fiscal especial quiere hacerle

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tachó hoy de “vergonzoso” que el diario The New York Times obtuviera y publicara este lunes las preguntas que el fiscal especial Robert Mueller quiere hacerle como parte de su investigación acerca de la injerencia rusa en las elecciones de 2016.

“Muy vergonzoso que las preguntas relacionadas con la Caza de Brujas Rusa se ‘filtraran’ a los medios. No hay preguntas sobre el complot”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Trump se pronunció así a pesar de que el New York Times aseguró este lunes que la lista de 49 preguntas que obtuvo proviene de las notas que tomaron los propios abogados del presidente en una reunión en marzo, lo que descarta la posibilidad de que la oficina de Mueller sea la responsable de la filtración.

El diario neoyorquino precisó que las preguntas se las proporcionó “una persona que está fuera del equipo legal de Trump”, pero que la lista que obtuvo fue la que recopilaron los abogados del presidente en su reunión con el equipo de Mueller en marzo.

Trump también alegó que ninguna de las preguntas filtradas trata sobre el supuesto “complot” entre su campaña electoral y Rusia, algo que no es cierto, porque al menos una decena de las cuestiones están relacionadas con ese tema.

Por ejemplo, Mueller quiere preguntar a Trump si sabía algo sobre “algún contacto de su campaña, incluido de (su exjefe de campaña) Paul Manafort, con Rusia sobre una posible asistencia a la campaña”.

No obstante, el cuestionario revela un mayor interés de Mueller en la posibilidad de que Trump haya podido incurrir en obstrucción a la justicia que en la idea de una coordinación entre su campaña y Rusia.

Al respecto, Trump tuiteó hoy: “¡Parecería bastante difícil obstruir la justicia por un crimen que nunca ocurrió! ¡Caza de brujas!”.

Entre las preguntas sobre ese tema, hay algunas sobre el despido del exdirector del FBI James Comey, sobre si Trump se planteó echar también a Mueller y sobre si el presidente sondeó sobre un indulto a su exasesor de seguridad nacional, Michael Flynn, cuando este se planteó colaborar con la investigación rusa.

El equipo de Mueller entregó las preguntas al entorno legal de Trump, liderado entonces por su abogado John Dowd, con el objetivo de convencerles de que permitieran que el fiscal especial interrogara al presidente, algo que llevan meses tratando de lograr.

Trump quería programar ese interrogatorio, pero Dowd se resistió a facilitar ese encuentro por considerar que la naturaleza de las preguntas podría perjudicar al presidente, y finalmente renunció a su cargo en marzo, pocos días después de recibir las preguntas, según el Times.

El equipo legal de Trump está liderado ahora por el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani, quien se reunió la semana pasada con Mueller para reabrir las negociaciones sobre un posible interrogatorio al presidente y se mostró abierto a esa idea, según el diario The Washington Post.

AGENCIA  EFE