Foro Sao Paulo culpa a EEUU de los conflictos latinoamericanos en su clausura

LA HABANA. El XXIV Foro de Sao Paulo concluyó ayer en La Habana con una declaración final en la que la izquierda de Latinoamérica y el Caribe culpó al “imperialismo” de EE.UU. de gran parte de los conflictos regionales y exigió la libertad del encarcelado expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

“Condenamos la guerra no convencional y de amplio espectro aplicada por el imperialismo yanqui y sus aliados europeos, latinoamericanos y caribeños contra la revolución bolivariana”, se expresa en la declaración, en la que el Foro culpa a EE.UU. de la inestabilidad política en Venezuela.

El documento final, leído en público por la directora ejecutiva del Foro, la brasileña Mónica Valente, se presentó durante el acto de clausura del encuentro finalizado hoy en el Palacio de Convenciones habanero después de tres días de sesiones.

El encuentro contó con la presencia de más de 600 políticos y activistas, entre ellos el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel; el de Venezuela, Nicolás Maduro; el de Bolivia, Evo Morales, y el de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.

La izquierda latinoamericana también acusó a EE.UU. y su “imperialismo” de estar detrás de las protestas “golpistas” en Nicaragua contra el Gobierno del sandinista Daniel Ortega, que han dejado más de 350 muertos, así como de promover el asesinato de líderes sociales en Colombia y generar inestabilidad en Cuba, Bolivia o El Salvador, según se lee en la declaración final.

El texto también insta a las fuerzas regionales de izquierda a buscar la “integración” y “reunificar esfuerzos” para “contener y vencer la ofensiva contrarrevolucionaria” de los que considera enemigos del pueblo: desde el capitalismo, el imperialismo y el neoliberalismo hasta el “sionismo internacional” y la derecha en general.

Asimismo, pide la excarcelación inmediata de Lula da Silva, a quien considera un preso político, y reclama su “derecho a ser candidato presidencial” en las elecciones generales brasileñas del próximo octubre.

“Lula libre”, “la lucha sigue” y “yo soy Fidel” fueron los cánticos estrella que entonaron puño en alto los más de 600 delegados en el auditorio del Palacio de Convenciones durante la sesión de clausura del Foro, en la que también sonó “El necio” de Silvio Rodríguez, una de las canciones favoritas del expresidente cubano Fidel Castro.

Al histórico dirigente fallecido en 2016 se dedicó ayer una plenaria especial en la que intervinieron los presidentes de Cuba, Bolivia, Venezuela y El Salvador, cuyos discursos tuvieron como principal protagonista al presidente de EE.UU., Donald Trump.

“Hemos sufrido grandes heridas, planes enloquecidos de la Administración (de Trump) y amenazas de ocupación militar. Cuba sabe de eso. Nosotros no tememos ninguna amenaza del imperio”, expresó Nicolás Maduro en su alocución.

Por su parte, Evo Morales llamó a Trump “el enemigo de este tiempo”, así como “de la humanidad y del planeta tierra”, y aseguró que las “ideas antimperialistas” y la “visión clara” de Fidel Castro están hoy más “vigentes que nunca”.

Creado en los años 90 por iniciativa del fallecido líder cubano Fidel Castro (1926-2016) y Luiz Inácio Lula da Silva, como dirigente del Partido de los Trabajadores de Brasil, el Foro de Sao Paulo fue concebido como un espacio de concertación política de la izquierda.

Incluye a partidos políticos de izquierda de Argentina, Aruba, Barbados, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Curazao, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Martinica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

La anterior edición se celebró en Nicaragua entre el 15 y 19 de julio de 2017, y la de este año ha supuesto el regreso a La Habana después de haberse celebrado en Cuba en 1993 y 2001

AGENCIA   EFE