El Presidente Medina ¿ya tiene quien le escriba?

Por Emiliano Pérez Espinosa
 Nueva York.- “El Coronel no tiene quien le escriba” es una novela de ficción de la autoría de nuestro premio nobel y genio de las letras castellanas, el colombiano, Gabriel García Márquez, la cual ha sido adaptada al teatro, y está siendo presentada, con gran éxito, en el Repertorio Español de la ciudad de Nueva York.
“El Coronel no tiene quien le escriba” en su versión teatral, es una excelente producción, donde debemos darle crédito al director, al productor y los actores, quienes pudieron refrescar, adaptar y desarrollar, en unos 120 minutos y en un espacio físico tan minúsculo como es el escenario de Repertorio Español, una novela de esa magnitud y que los resultados fueran tan excelentes y favorables.
 Como muchos recordarán, la idea principal de esta novela gira en torno a las vicisitudes a las cuales fue sometido el protagonista, el Coronel, quien a la espera de la carta que le otorgaba  su derecho legal y constitucional, de ser pensionado como coronel de la guerra patria de Colombia.
 Apelo a esta novela, para explicar el caso opuesto, contraproducente y diferente, de los adversarios y algunos de sus “compañeros”, quienes quieren pensionar a destiempo al Lic. Danilo Medina.
Pensándolo bien, no es entendible  la actitud de los adversarios de querer desacreditarlo y pensionarlo. Esa actitud toma las más variadas formas y va desde la descolorida “marcha verde”, pasando por algunos empresarios, hasta llegar a los principales líderes de la oposición, quienes cada 30 segundos se inventan una noticia falsa en contra del gobierno del PLD y del Lic. Danilo Medina, con objetivos meramente electorales.
 Es comprensible la fuerte oposición de una parte de los empresarios, algunos de los cuales durante años vivieron del erario público, sin control y usando el chantaje a los gobernantes. Ahora no pueden seguir estrangulado al estado, y por ende, al pueblo dominicano.
 Pero lo que no logro entender, es porqué una parte de los compañeros fundadores del PLD, en lugar de ayudar y colaborar al Presidente Medina y al PLD, a que continúe  consolidando, la más grande, la más importante revolución social, económica y política de América Latina hasta el día de hoy, se han dedicado a desarrollar sus agendas personales e individuales, a tan solo dos años de gobierno.
Es profundamente lamentable que pese a que un presidente como el Lic. Danilo Medina, está sembrado al país de estancias infantiles, escuelas, hospitales, carreteras, ha logrado un escaño en el Consejo de Seguridad de la ONU y que no tiene ni un día de descanso, ni los sábados, ni los domingos con las visitas sorpresas para sacar a nuestro país del atraso, una parte de los compañeros, tanto del Comité Político, como del Comité Central, e incluso algunos funcionarios, se comportan de una manera tan errática, priorizando sus agendas personales y queriendo “pensionar” al presidente Medina, sin antes por lo menos tener la delicadeza de preguntarle al compañero Presidente, cuales es o son sus deseos e intenciones en el futuro cercano.