EEUU crece robustamente y Trump promete aún más

WASHINGTON. Estados Unidos anunció el viernes su mayor crecimiento trimestral en cuatro años para alborozo del presidente Donald Trump, quien se ufanó por ese “milagro económico” y prometió una mayor expansión de la primera economía mundial.

En el segundo trimestre del año el PIB de Estados Unidos creció 4,1% y esa tasa es la mayor de todas las economías desarrolladas. Esa tasa, que está sujeta a dos revisiones, es la mayor para un trimestre desde el último de 2014.

“Estamos en el camino de alcanzar la mayor tasa de crecimiento anual en 13 años”, dijo Trump en la Casa Blanca. “Por donde se mire, se ven los efectos del milagro económico estadounidense”, afirmó.

La aceleración del segundo trimestre es en buena parte resultado de los estímulos económicos y de los recortes de impuestos instaurados en diciembre.

Empero economistas señalaron que podría ser un resultado pasajero atribuible a diversos factores temporales, incluida la excepcional recuperación comercial tras la confrontación de Trump con China.

El robusto resultado hizo que para la primera mitad del año el crecimiento anual quede por encima de 3%, superando así la meta de la Casa Blanca y a un ritmo más veloz que el de los últimos años.

Trump dijo que Estados Unidos es “la envidia económica del mundo” y añadió: “vamos a subir más”.

Entre abril y junio el gasto de los consumidores tuvo su mayor alza en cuatro años gracias a que los estadounidenses compraron más autos y gastaron más en salud, vivienda, restaurantes y hoteles, según el informe del departamento de Comercio.

Las compras de bienes aumentaron 5,9% estimuladas por las ventas de autos mientras que el rubro servicios creció 3,1%.

Pero el resultado tiene también otro motor que resulta inusual: las exportaciones subieron 13,3% gracias a mayores ventas de aceite y granos de soja que ahora enfrentan aranceles de China.

Analistas dicen que ese aumento es consecuencia de los stocks formados por importadores chinos antes de que Pekín aplicase en julio aranceles en represalia a los de Estados Unidos. En consecuencia, estiman previsible que esas exportaciones caigan en el tercer trimestre y lastren el crecimiento del PIB.

¿Aceleración en guerra comercial?

Pero Trump puso énfasis en la rápida caída del déficit comercial como otro éxito atribuible a sus rudas prácticas comerciales.

“Tal vez una de las grandes victorias del informe, y por cierto es que es grande, es que el déficit comercial (…) ha bajado más de 50.000 millones de dólares”, dijo el presidente.

El informe mostró que las importaciones crecieron apenas 0,5%; el menor porcentaje en dos años y medio.

También contribuyó al crecimiento el aumento de 1,4% en los gastos del gobierno federal y de los estados.

El resultado estuvo por debajo de algunos pronósticos de crecimiento de 5% o más y de los cuales Trump hizo alarde en sus apariciones públicas en todo el país.

La Casa Blanca cuenta con un ritmo de crecimiento más acelerado para de ese forma compensar los menores ingresos al erario generados por las rebajas de impuestos a las empresas y personas.

Sin embargo, los ingresos ya están cayendo, lo cual genera un aumento del déficit fiscal en momentos en que el costo de los créditos se encarece debido al aumento de las tasas de interés.

Ian Shepherdson, analista de Pantheon Macroeconomics, dijo que los virajes en los inventarios y en el comercio así como la atenuación de los efectos de la reforma fiscal pueden llevar a que el crecimiento del tercer trimestre sea del orden de 3%.

“El mensaje entonces es que si pides prestado suficiente dinero a tus nietos y lo echas en la economía, ésta, por un momento, crecerá más rápido”, dijo.

Diane Swonk, economista de Grant Thornton, consideró que el crecimiento probablemente alcance la meta de 3% y advirtió que la brusca caída de los inventarios tenderá a recomponerse en la segunda mitad del año.

“La pregunta es ¿cuánto quieren almacenar las empresas con la amenaza de una guerra comercial?”, escribió en una nota a sus clientes.

por Douglas Gillison

AGENCIA  AFP