Celebran baile de vacas culonas y sueltan toros por Santo Domingo en Nicaragua

MANAGUA. El tradicional baile de las “vacas culonas” y las corridas de toros previo a las fiestas de Santo Domingo de Guzmán cumplieron hoy 25 años de celebrarse en las calles de los barrios orientales de la capital nicaragüense.

Promesantes y fieles católicos participaron en el denominado baile de las “vacas culonas”, en un popular barrio de Managua como parte de una tradición de Santo Domingo.

Se trata de una fiesta popular pero no patronal, pues el patrono de Managua es Santiago Apóstol, aunque no es celebrado por los fieles.

Las “vacas culonas” son personas que se visten con atuendos de vacas y bailan al son de filarmónicas, poniendo énfasis en el movimiento del trasero, que es formado con un arco de madera y una falda.

Tras culminar el desfile, se realizó una suelta de toros, donde cientos de personas, en su mayoría jóvenes, corrían por las calles para evitar ser embestidos por esos animales, según constató Efe.

*Video con el origen de este peculiar baile

Esta celebración es una particularidad de estas fiestas, ya que se realiza en una calle con circuito cerrado y se premia con dinero a quien quiera montar por al menos cinco segundos al furioso y nervioso toro.

La actividad estuvo animada por música filarmónica y se soltaron un total de 10 toros.

En las fiestas de Santo Domingo de Guzmán se mezclan rezos y bailes de pagadores de promesas con abundante consumo de alcohol y ritos católicos y paganos.

Las festividades incluyen una multitudinaria procesión el 1 y el 10 de agosto, respectivamente, con la venerada imagen.

Las fiestas se celebran este año en medio de una crisis sociopolítica que vive el país desde el pasado 18 de abril, cuando comenzaron unas revueltas populares en señal de protesta por la gestión del presidente Daniel Ortega al frente del Ejecutivo.

Desde que empezó la crisis, hace poco más de tres meses, han perdido la vida durante enfrentamientos entre fuerzas estatales y manifestantes autoconvocados entre 295 y 448 personas, de acuerdo con cifras de entes humanitarios locales.

Las protestas contra Ortega, quien este lunes cifró el número de caídos en 195, y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron por unas reformas de la seguridad social que finalmente fueron derogadas.

F DL