Cuatro muertos en tiroteo en Canadá, incluidos dos policías

FREDERICTON, Canadá.-Un tiroteo registrado en una pequeña ciudad canadiense el viernes dejó cuatro muertos, entre ellos dos policías que atendieron un reporte por disparos, y sacudió a un país que en los últimos meses ha vivido varios incidentes de violencia de masas.

Los habitantes de Fredericton, capital de la provincia de New Brunswick del este del país, dijeron haber escuchado hasta 20 disparos después de una confrontación. La policía acordonó una amplia sección de la ciudad con vehículos de emergencias y ordenó a los residentes permanecer dentro de sus casas y negocios.

Finalmente, después de un tenso periodo de espera, la policía anunció que entre los cuatro muertos figuraban dos de sus agentes, un caso inusual de policías caídos en cumplimiento de su deber en Canadá.

Martin Gaudet, subjefe de la policía de Fredericton, dijo que los dos agentes llegaron al complejo de apartamentos y vieron a dos civiles muertos antes de ser abatidos ellos mismos a balazos.

Un hombre de 48 años gravemente herido fue arrestado, agregó Gaudet, sin identificarlo. No se ha dado a conocer un móvil del ataque.

Leanne Fitch, jefa de la policía de Fredericton, identificó a los agentes muertos como Sara Burns, de 43 años, casada y con tres hijos, y Robb Costello, de 45 años, que vivía en unión libre y tenía cuatro hijos. No se dieron a conocer los nombres de los civiles muertos, un hombre y una mujer.

Costello era un veterano con 20 años en la policía, mientras que Burns laboraba allí desde hace dos. Otras víctimas recibían atención en un hospital regional, pero se desconoce de momento la naturaleza de sus heridas y su estado de salud.

“Nuestros corazones están destrozados por la muerte de nuestros dos valientes policías”, dijo en un tuit el alcalde de Fredericton, Mike O’Brien.          En toda la provincia de New Brunswick se registraron 11 homicidios en 2016.

En Fredericton, ciudad de unos 60.000 habitantes, la población se dijo pasmada por los hechos, que tuvieron lugar cuando los habitantes se dirigían a sus trabajos o dejaban a sus hijos en una guardería a poca distancia del complejo de apartamentos donde ocurrió la balacera.

“Es la primera vez que escucho que un crimen grave o violento ha ocurrido en esta ciudad”, afirmó Travis Hrubeniuk, cuya prometida se acababa de marchar de la casa de ambos cuando las sirenas comenzaron a sonar.

Bill Henwood, director de funerales en la casa funeraria York, ubicada dentro de la zona acordonada sobre la avenida Brookside Drive, dijo que mucha gente permaneció sentada en sus vehículos o estaba de pie cerca de donde se impedía el paso con vehículos policiales o de bomberos y ahí “aguardaban a que les informaran” de lo sucedido.

“No es algo con lo que esperamos despertarnos y enterarnos”, dijo Henwood. “Ver que realmente hubo muertos es algo muy inusual en esta región”.

La balacera ocurre mientras Canadá hace frente a una serie de incidentes violentos, incluido el del mes pasado en Toronto donde un sujeto abrió fuego con una pistola en una concurrida zona de la ciudad y mató a dos personas e hirió a 13 antes de que se suicidara o fuera abatido por la policía.

En abril, un hombre que se integró a una comunidad de misóginos en línea utilizó una camioneta para arrollar a transeúntes en una concurrida parte de Toronto, donde causó 10 muertos y 14 heridos.

La policía aún busca pistas como parte de una investigación para capturar a un homicida serial acusado de matar a ocho hombres en la ciudad en los últimos años.

En 2014, un tiroteo en Moncton, New Brunswick, dejó a tres agentes de la Real Policía Montada canadiense muertos y dos heridos.

AGENCIA   AP