El papa recibirá el jueves a obispos de EEUU en medio de escándalo abusos

CIUDAD DEL VATICANO. El papa Francisco recibirá el próximo jueves a varios miembros de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, entre ellos su presidente, el cardenal Daniel DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston, según informó hoy el portavoz del Vaticano, Greg Burke.

En la misma audiencia estará presente el cardenal Seán Patrick O’Malley, arzobispo de Boston y presidente de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores creada por el papa en 2014 a raíz de los escándalos por la revelación de abusos a menores por parte de sacerdotes en numerosos países.

También asistirán el vicepresidente de la Conferencia episcopal de EEUU, José Horacio Gómez, arzobispo de Los Angeles, y su secretario general, Brian Bransfield, de la archidiócesis de Filadelfia.

La reunión tendrá lugar en medio de la tormenta que azota a la Iglesia Católica por los últimos informes sobre abusos sistemáticos a menores por parte de miembros de la curia en numerosos países.

Entre ellos destaca el documento con las conclusiones de la Corte Suprema del estado de Pensilvania (EEUU) que documenta 300 casos de “sacerdotes depredadores” sexuales en seis diócesis e identifica a unos 1.000 menores que han sido víctimas.

La reunión con los obispos de EEUU tiene lugar, además, apenas unas semanas después de que el arzobispo Carlo Maria Viganò, exnuncio en EEUU, publicara una explosiva carta en la que denunciaba que Francisco conocía y silenció las acusaciones contra el cardenal de ese país Theodore McCarrick.

Destacados vaticanistas han denunciado que la carta contiene numerosas imprecisiones y datos sin contrastar y la atribuyen a una campaña de los círculos más ultraconservadores opuestos a los nuevos aires que trajo Bergoglio a la Iglesia.

El lunes, el Vaticano anunció en un comunicado que “la Santa Sede se está preparando para formular eventuales y necesarias aclaraciones” en torno al asunto de los abusos y especialmente las acusaciones de Viganò.

Este lunes, reunido en el Vaticano, el consejo de nueve cardenales nombrados por el papa Francisco para ayudarle en sus reformas, el llamado C9, mostró su solidaridad con el pontífice y propuso reflexionar sobre la composición del consejo.

Tras esa sesión, la Santa Sede explicó que el consejo “ha considerado oportuno pedirle al papa una reflexión sobre el trabajo, la estructura y la composición del Consejo, teniendo en cuenta la avanzada edad de algunos de sus miembros”.

El Consejo de Cardenales es un organismo consultivo dentro de la Iglesia Católica creado por el papa Francisco en 2013 y formado por un grupo permanente de cardenales.

La reflexión del consejo sobre su composición podría estar relacionada con los cardenales Francisco Javier Errázuriz, arzobispo emérito de Santiago y muy cuestionado en Chile por los escándalos de abusos a menores, ocultados por la Iglesia de ese país.

Y el cardenal George Pell, “número tres” del Vaticano, que afronta en Australia un juicio relacionado con abusos sexuales de menores ocurridos del pasado.

AGENCIA    EFE