Delegación del ejército israelí visita Moscú para reunión sobre avión ruso derribado

MOSCÚ. El jefe del Estado Mayor de la fuerza aérea israelí mantuvo este jueves en Moscú una “conversación transparente” con funcionarios rusos, después de que un avión ruso fuera accidentalmente abatido por Damasco, aliado suyo, durante un bombardeo israelí en Siria.

“Las reunión fue animada y los participantes hablaron abierta, profesionalmente y de forma transparente sobre varios temas”, declaró el ejército israelí en un comunicado publicado después de la visita de la delegación, encabezada por el general Amikam Norkin.

Según el ejército israelí, “ambas partes insistieron en la importancia de los intereses nacionales y la puesta en marcha permanente de un sistema de ‘armonización del espacio aéreo’”, es decir, las informaciones que se intercambian ambos países para reducir al máximo los riesgos de incidentes aéreos.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, indicó el jueves que había enviado al general Norkin a Moscú para “preservar la cooperación entre nuestros dos países”.

El lunes por la noche, un avión ruso fue abatido por error por la defensa antiaérea de Siria, aliado suyo, matando a los 15 miembros de la tripulación, coincidiendo con un bombardeo del ejército israelí contra depósitos de municiones de la provincia siria de Latakia (noroeste).

El ejército ruso acusó en un primer momento a los pilotos israelíes de haberse servido del avión ruso para protegerse de los disparos sirios, lo que el Estado hebreo negó.

Según Israel, el avión ruso no se encontraba en el lugar de la operación cuando los aviones israelíes bombardearon un sitio del ejército sirio y que fue alcanzado cuando sus aviones ya habían regresado al espacio israelí.

Este jueves, Putin se reunió con su Consejo de Seguridad y trató sobre “el refuerzo de la seguridad de los militares rusos en Siria tras la catástrofe del Il-20”, indicó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, citado por la agencia de prensa Ria Novosti.

Por su parte, el presidente sirio, Bashar Al Asad, culpó a Israel de lo sucedido.

“Este desgraciado incidente es el resultado de la arrogancia y de la depravación israelí”, declaró en una carta de pésame enviada a su homólogo ruso.

“Estamos convencidos de que este tipo de acontecimientos trágicos no les impedirán, ni a ustedes ni a nosotros, continuar la lucha contra el terrorismo”, añadió en un mensaje publicado por la agencia oficial siria, Sana.

El martes, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, transmitió el martes su “tristeza” al presidente ruso, Vladimir Putin, quien aludió a un “encadenamiento de circunstancias accidentales trágicas”, según un comunicado del Kremlin.

AGENCIA  AFP