Mi Ventana Optica Me da asco

Por Alejandro Almánzar

Que en lugar de usar mi Columna, para reconocer la grandeza de José Luis Gutiérrez, tenga que hacerlo para denunciar barbaridades, cometidas por quienes desde los poderes del Estado reniegan de Duarte y Los Trinitarios.

Lo mal representados que estamos con algunas instituciones oficiales, y que Omega, reincidente en maltratar a la mujer, vaya a la cárcel, y lleve una vida espléndida en dicho recinto, como todo ciudadano ejemplar.

Contrario a la pesadilla de muchos de sus compañeros de celdas, que tal vez, por delitos menores, sufren la embestida de un sistema discriminatorio. Me asquea, que quienes se robaron a Bahías de las Águilas, no tengan que relevarlo en la Victoria.

Que esos ladrones, por su condición de políticos, no serán citados por la justicia para que respondan por sus ademanes. Que el asesinato de nuestras mujeres nos cree la percepción de algo tan normal, como la salida del Sol cada mañana.

Me asquea, que políticos pobres, ocupen cargos, y de repente aparezcan con fortunas inconmensurables, sin que la población se escandalice, aunque la misma provenga de robarle al Erario, o haciendo negocios con narcos a nombre de este.

Que hayamos ido creando las bases, para que la corrupción quede sin castigo, como otros crímenes. Que un ex presidente, admita públicamente, haberse reunido con un ex convicto del narcotráfico y sea todo una celebración.

Aborrezco, que la Justicia no lo haya citado, para conocer cuál es su relación personal y comercial con el delincuente, que a pesar de tantas denuncias de complicidad entre el capo y este personaje, no encontró motivos para sentarlo en el banquillo.

Que gente formados por Juan Bosch políticamente, también celebren que un ex convicto sea usado como muro de contención, para frenar las aspiraciones del líder principal del Partido fundado por el profesor. ¿Los fines …?

Me sigue asqueando, la inversión de valores, donde sicarios tengan trabajos garantizados, no sólo para cobrar por matar físicamente, si no, que también moral y políticamente a adversarios en una lucha interna.

Que ciudadanos, en lugar de salir en auxilio de accidentados en las vías públicas, prefieran rematarlos, para saquearlos y robarles sus propiedades, esto es tarea para tratadistas de la conducta humana determinar de qué estamos conformados.

Asquea y repugna, que un narcotraficante sea el centro de atención en una campaña electoral, para bloquear a un aspirante. Que padres envíen sus hijas a prostituirse a Europa, para en base al sufrimiento y degradación, “vivir bien”, es como si formáramos parte de un cuerpo putrefacto.

Que cada cuatro años, haya que rogarles al presidente y funcionarios no violen la Constitución, para estos permanecer en los cargos. Que el ciudadano no conozca del valor del voto, y crea, es quien le debe favor al político, en lugar de este a él.

Da asco, conocer el debate político haya descendido tanto, que las ideas se sustituyan por campañas asquerosas, descalificadoras y sin contenido propositivo, que involucre al ciudadano decente para ser parte de la transformación deseada.

Casi vomito, al saber, que quienes estafaron al Estado, con más de cuatro mil millones de pesos están en libertad, mientras al descalzo, lo envían a la Victoria por robo simple. Que Maribel Contreras, haya sido arrastrada por un delincuente, sabrá Dios, con cuántos expedientes en la Justicia.

alex15958@hotmail.com

Twitter, @alexalma09