fbpx

Cherito, un padre de tres hijos enamorado de la música

El artista vivía con su esposa al momento de su muerte

SANTO DOMINGO, RD.-El merenguero Cherito Jiménez, líder de la agrupación The New York Band, al momento de su muerte vivía con su esposa en un apartamento ubicado en San Isidro, municipio Santo Domingo Este, provincia Santo Domingo.

El intérprete de “El pedazo” y “Nadie como tú” mantuvo su vida privada fuera del foco público. Tuvo tres hijos, dos de su matrimonio actual y uno de una relación anterior, confirmó su manager Roberto Patrone.

En la mañana circuló la información de que su muerte se produjo por un infarto y en la tarde se le realizó una autopsia al cadáver del cantante Cherito, por lo que se espera el informe final.

Criado en un ambiente musical

José Jiménez iba a cumplir 51 años el próximo 23 de agosto.

Su padre Chery Jiménez (co-fundador de las agrupaciones musicales “Los Beduinos”, “Los Hijos del Rey” y “The New York Band”) y su abuelo José Jiménez Belén (destacado periodista y escritor de libros) lo encaminaron a educarse musicalmente, al percibir en él notables aptitudes.

En 1995, bajo el nombre Chery X, Cherito, (como diminutivo del nombre de su padre) produjo su primer álbum como solista, alcanzando buena aceptación en Estados Unidos, Puerto Rico y Sudamérica, gracias a la salsa “Qué tentación”, original del cantante baladista Braulio García, de Canarias, España. También sonó con “Así es ella”, otra salsa romántica.

A partir de 1998, Cherito abandonó los escenarios y se consagró como compositor, productor y arreglista, dedicándose exclusivamente a producir música para grandes luminarias, tales como Celia Cruz, Wilfrido Vargas y Olga Tañón, entre otros grandes artistas.

Al mismo tiempo, Cherito desarrolló nuevos talentos, entre ellos Jimmy Bauer, Rubén Ariel y Alexa Vélez.

Durante este tiempo, Cherito también tuvo la distinción de colaborar junto al exitoso productor Sergio George y de ser compositor exclusivo de la editora Warner Music Group.

En entrevistas dijo que tenia la suerte de recibir buenos pagos por sus composiciones.

En 2007 regresó a su país con un nuevo proyecto de merengue denominado Cherito popularizando “Ella quiere un pedazo”.

Cherito y The New York Band conquistaron numerosas plazas, incluyendo Puerto Rico, Estados Unidos, México, Colombia, Venezuela, España y República Dominicana, y vendieron más de 2.5 millones de discos mundialmente con 10 álbumes en el mercado.

Pero su gran regreso fue en 2015, durante un homenaje en los Premios Soberano de ese año, con una presentación que despertó el entusiasmo de los dominicanos.

Junto a su padre, era representante de la multinacional Media Xtreme con sedes principales en Holanda y Estados Unidos.

Esta empresa brinda análisis de estudio de medición de televisión, radio, prensa escrita, publicidad, pantallas digitales, plataforma digital y móvil, monitoreo científico de música de los seguidores de artistas y grupos musicales.

En una entrevista realizada en este mes de julio en el programa Esta Noche Mariasela con toda la agrupación de The New York Band anunciaron, completamente emocionados, que tenían la agenda de diciembre llena de actividades con gira incluida, por lo que el grupo preparaba grandes sorpresas para lo que quedaba del 2019.