fbpx

Giovanny Cruz: “El teatro dominicano no es segundo de nadie en el mundo”

El dramaturgo regresa a escena con rol protagónico en “El vestidor”

Asegura que producciones nacionales deben salir al exterior

SANTO DOMINGO, RD.-Giovanny Cruz está celebrando el 52 aniversario de su debut profesional en el teatro. Desde que fue llamado a entrar a una obra que se presentaba en Nagua porque uno de los actores enfermó, no ha parado de trabajar en la escena logrando notas sobresalientes.

Ha marcado su senda con excelentes actuaciones, como director y autor. Es uno de los actores que se dan el lujo de desechar roles si carecen de fuerza y color. La pieza teatral “El vestidor” que tiene como director a Mario Lebrón lo retorna al escenario para encarnar el rol protagónico junto a Exmin Carval, Yanela Hernández, Luivi González y Karoline Becker en la sala Ravelo del Teatro Nacional desde el 23 de este mes, bajo la dirección del experimentado Mario Lebrón.

“Siempre he dicho que actuar es una necesidad imperiosa, incurable y de la que jamás te podrás curar. Por más que uno diga que lo que está haciendo es dirigir y escribir, ese gusano cancerígeno de la actuación te llama. Con los años me he puesto más demandante al momento de aceptar un papel o toda obra. Por ejemplo un papel debe tener garras y este personaje me permite actuar porque estamos hablando de una de las mejores obras cotemporáneas que aquí nunca se había hecho. Exmin Carvajal que es el productor, la vio en Argentina, nos reunimos y me dijo que el personaje era para mí”, rememoró Cruz quien asumirá dos personajes.

“Esta es una obra que da muchos dolores porque hay que trabajarla mucho. Yo le dedico entre cinco y seis horas diarias a la preparación de mis personajes. Tengo una dinámica que me coloca frente al espejo para verlo y otro escenario es buscar la voz del personaje, lo cual me genera un gran estrés. Una de las ventajas en esta ocasión es que tenemos a un director en el que uno confía como es Mario Lebrón, quien por primera vez me dirige. Este es un texto que no es tan sencillo aprenderlo porque hay que trabajar mucho el texto, sobre todo porque desde 2008 no había vuelto a actuar, salvo una participación breve en una obra con Cecilia García. Este personaje es demandante, parecido a los que hice en Calígula y Quíntuple, personajes muy complicados de hacer”, explicó al destacar la armonía en que se desenvuelve el proceso de montaje.

El dramaturgo destacó la calidad del equipo actoral. Tuvo palabras de elogio para Yanela Hernández, Luvil González, Karina Karoline Becker. La obra estará en cartel durante dos semanas y cuenta con un montaje escenográfico de Fidel López; las luces de Lillianna Díaz y el vestuario es de su hija, Renata Cruz. “Estamos haciendo un trabajo muy honesto y profesional que aspiramos sea bien recibido por el público”, indicó.

Pendiente

Giovanny consideró que al teatro dominicano y a su dramaturgia les hace falta exponerse más internacionalmente. Que ocurra lo que ha sucedido con la música popular o con exponentes clásicos que han trascendido.

“El encierro no es solo físico, también existe un encierro espiritual que tenemos que vencer. Creo que eso lo tenemos que vencer con el teatro para que se exporte como la literatura, una figura por ejemplo como Juan Luis Guerra que luego de formarse y probarse salió para lograr lo que es hoy, así también con otros exponentes populares. El teatro dominicano no es segundo de nadie en el mundo porque fuimos el primer país de este continente donde hubo teatro. Tenemos una trayectoria histórica porque el único país del mundo cuya independencia salió de una obra teatral es el nuestro, Duarte hizo que la independencia saliera de los escenarios, lo que supone una deuda. Creo que es hora de exportarlo de manera sistematizada, eso es algo pendiente que tenemos”.

Sobre la obra “El vestidor”

“El vestidor”, la magistral obra de Ronald Harwood, indaga de una manera humana en el pequeño universo de un elenco teatral que está en una gira, en la Inglaterra de los años 40, envuelta la segunda guerra mundial. Y como toda gran obra de arte, se convierte en una lúcida indagación sobre todos nosotros.

En medio de los bombardeos, de las crisis de salud, de decisiones de continuar o no continuar con las funciones se nos habla sobre los distintos tipos de amor y de miedos que tenemos todos. Una conmovedora historia sobre los amores, los artistas, los vínculos y los temores.

En el cine, esta obra ha sido llevada por importantes directores, en la piel de actores como Anthony Hopkins, Ian Mckellen, Albert Finney, Peter Yates, entre muchos otros grandes actores.

La obra ha ganado reconocimientos internacionales por la calidad de la propuesta, así como por el desempeño de quienes han asumido los roles.

El teatro hoy

“Si comparamos el teatro profesional desde su inicio, que comenzó con lo dramático de Juan Pablo Duarte, siento que hemos dado un salto profesional. Esto lo digo porque cuando yo me formé en el teatro nos inscribimos 47 jóvenes y nos graduamos dos, uno de ellos lo dejó a los dos años, lo que me convierte en el único que siguió de esa promoción. Cuando tu vez esta cantidad de jóvenes egresados de la Escuela Nacional de Arte Dramático y de otras entidades se nota la preparación. Se siente que la escena dominicana se ha hecho más profesional. Además hay un elemento que ha contribuido positivamente a nuestro desarrollo que es la figura del productor que antiguamente no existía. Yo antes tenía que dirigir y producir, pero un grupo de personas que produce han sido un gran aliado porque descansa al director”, comentó.

Cruz es de lo que sostiene que el Estado no necesariamente debe ser determinante para que el teatro se encamine por el sendero adecuado con grandes inversiones, sino que sea un ente que propicie el ambiente. “Necesitamos políticas que propicien el desarrollo del teatro, a veces hay quienes quieren van al Ministerio de Cultura para buscar apoyo, sin embargo, yo entiendo que el país debe estar bien para que el público sienta deseo de ir al teatro. En ese orden ya se ha encaminado a punto de que se aprobó en el Congreso Nacional la Ley de Mecenazgo que será importante para la danza, la pintura, el teatro es algo parecido a la Ley de Cine. Esos son los aportes que se deben hacer desde el sector oficial”, apuntó al reconocer que han bajado algunas cargas impositivas.

Reconoció que la madurez del teatro se percibe en la cantidad de puestas en escena que se hacen en las salas oficiales y privadas.

De aniversario

Giovanny Cruz ha sido maestro de más de una generación. Durante muchos años fue profesor de la Escuela de Arte Dramático de la Dirección General de Bellas Artes. Es un artista que no ha hecho otra cosa que dedicarse a las tablas. No ha tomado pausa en 52 años que ha dedicado.

“Cuando miro mis pasos veo una satisfacción muy grande. Primero la formación que tuvo a muy buenos maestros como Salvador Pérez Martínez, Iván García, entre otros. He tenido la oportunidad de salir fuera del país a formarme y cuando me veo en Moca donde nací a Nagua lo que yo he podido conquistar tengo que sentirme contento. Conozco mucha gente que son abogados, médicos que me ha dicho que quiso ser artista, pero no conozco un artista que diga lo contrario. Tengo que dar las gracias a los duendes, porque hago lo que exactamente deseo hacer”, comentó al repasar vida.

Giovanny Cruz continuará desarrollando con la intensidad que le caracteriza. Tiene varios guiones para hacer películas y dentro de poco tiempo estará presentando un nuevo libro.