fbpx

¡Llorando por Leonel!

Por Fernando A. De León

 En una declaración que raya en lo insólito, y que es una abyección al extremo, el dirigente de la Fuerza Nacional Progresista (FNP) Vinicio-Vinicito-Castillo Seman, sostuvo que el único político que en sus discursos “hace llorar a la gente”, es el precandidato presidencial, Leonel Fernández.

 

 Asimismo, justificó que el expresidente vuelva a aspirar a la presidencia, en una apreciación entendida como una necesidad.  En otras palabras, si Leonel no es presidente por nueva vez, se hunde la isla.

 

 Tal vez por esto último es que el jurista Cándido S[h1] imón consideró recientemente que, podría perder cualquiera de los precandidatos de una y otra primaria de los partidos de la Liberación Dominicana (PLD) y Revolucionario Moderno (PRM), y “no pasa nada”.  Pero si pierde Leonel, habrá problemas; en el entendido de que ya están pataleando por adelantado.

 

 Debe esperarse que si como dice Vinicito, Leonel, en sus intervenciones “hace llorar a la gente”; si pierde las primarias programadas para este seis de octubre haya serias contingencias; parecería que sus adláteres y simpatizantes, si él los hace llorar, lo normal es que si pierde, se desaten todos los demonios.

 

 Y ese caos, no sólo será protagonizado por sus activos políticos, sino por artistas, periodistas y otros sectores que están a la espera de que vuelva su permisividad, y sigan obteniendo pensiones y sueldos por botellas y mamandurrias; es decir, cobrar sin hacer nada. 

 

 Incluso, desde ya se observa que los entrevistados en ciertos programas televisivos y radiales, regularmente son leonelistas a quienes se les otorgan todas las facilidades de bien ponderar a su líder, de cara al próximo torneo electoral primario.

 

 Sí, porque si Leonel Fernández no gana estas primarias abiertas, luego de decir que tiene dos millones o más de la intención del voto a su favor, presuntamente, muchos dominicanos no sólo llorarán al oír sus discursos cargados de sofismas; también derramarán lágrimas por el ocaso de su mesías. Pues, si Leonel no es el candidato y luego presidente, toda nuestra isla hará agua, y zozobrará.

   El autor es periodista, miembro del CDP en Nueva York, donde reside.