fbpx

Cinco enfermedades silentes que pueden dejarte ciego

En la República Dominicana al menos un 60% de la población padece algún problema de discapacidad visual

SANTO DOMINGO, RD.-Según organismos internacionales, las enfermedades visuales se clasifican en dos grupos, esto dependiendo del tipo de visión: de lejos y de cerca. La Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que unos 1,300 millones de persona viven con alguna deficiencia visual en el mundo. La mayoría supera la barrera de los 50 años.

La OMS desglosa la cifra de la siguiente manera: con respecto a la visión de lejos, 188,5 millones de personas tienen una deficiencia visual moderada, 217 millones tienen una deficiencia visual de moderada a grave y 36 millones son ciegas. Por otro lado, 826 millones de personas padecen una deficiencia de la visión de cerca.

En la República Dominicana al menos un 60% de la población padece algún problema de discapacidad visual. De esos, por lo menos el 80% es tratable y 15% tiene ceguera irreversible, explicó a Diario Libre Domingo Álvarez, médico oftalmólogo, experto en cirugía de cataratas y del segmento anterior.

Domingo Álvarez, médico oftalmólogo, experto en cirugía de cataratas y del segmento anterior.
Domingo Álvarez, médico oftalmólogo, experto en cirugía de cataratas y del segmento anterior. ( )

El doctor Álvarez explica que existen ciertas enfermedades visuales que, de no ser tratadas a tiempo, podrían causar ceguera en las personas. Entre las cuales destaca la catarata, el glaucoma, la miopía, la diabetes ocular y el queratocono.

Una de las primeras causas de ceguera reversible es la catarata. Esta enfermedad afecta mayormente a las personas a partir de los 55 0 60 años. Este padecimiento puede resolverse con un proceso quirúrgico oportuno. Mientras que el glaucoma es la principal causa de ceguera irreversible. Esta afecta por lo menos al 5% de la población dominicana. Es importante la detención temprana para poder mantenerla controlada a través de tratamientos médicos.

El glaucoma se divide en dos tipos, siendo el más común el de ángulo abierto. Este no suele presentar otros síntomas aparte de una pérdida gradual de la visión. También está el de ángulo cerrado, este es menos frecuente, pero afecta a pacientes de todas las edades sin distinción, por lo que es considerado una emergencia médica. A diferencia del primero, este sí presenta algunos síntomas, como lo son dolor ocular, náuseas y alteración repentina de la visión, entre otros.

Cinco enfermedades silentes que pueden dejarte ciego

Este padecimiento, en la mayoría de los casos, se asocia a una presión dentro del ojo más alta de lo normal, una condición que se conoce como hipertensión intraocular. Según explicó el experto en oftalmología, Domingo Álvarez, de no ser tratado a tiempo “pudiera ocasionar desprendimiento de retina y la pérdida de visión en niños conocida como ambliopía”.

Otro de los padecimientos nombrados por Álvarez, que de no tratarse a tiempo podrían afectar seriamente la visión, es la miopía. El galeno lo califica como “pandemia”. Según explicó es uno de los trastornos oculares más comunes en el mundo. Este es un padecimiento refractivo en el cual el paciente pierde la visión de lejos.

te puede interesar

OMS vincula miopía y sedentarismo, pero no se atreve aún con las pantallas

Se suele considerar que el origen de la miopía se encuentra en variaciones biológicas del sistema visual que producen un fallo en la correlación entre los diferentes componentes del ojo (curvatura corneal, potencia del cristalino, longitud axial y profundidad de la cámara anterior).

Los síntomas pueden presentarse desde la infancia y pueden aumentar con el paso del tiempo al producirse cambios en la graduación. Por regla general, la miopía tiende a estabilizarse a partir de los 18 años. Puede presentarse asociada a otros defectos refractivos, como el astigmatismo (astigmatismo miópico) y la presbicia o vista cansada.

Tipos de miopía

Miopía simple: Se presenta en pacientes que tienen menos de 6 dioptrías. Es más frecuente, es normal que se estabilice alrededor de los 18 ó 20 años y no se puede prevenir, aunque sí debe ser detectada a tiempo a través de un examen oftalmológico completo y corregida mediante el uso de gafas, lentes de contacto o mediante diferentes tipos de técnicas quirúrgicas.

Miopía magna, alta miopía o patológica: Esta es diagnosticada cuando la graduación del paciente supera las seis dioptrías. Esta suele estar producida por una elongación excesiva del globo ocular. En algunos casos, este tipo de miopía puede derivar en cambios degenerativos asociados a la elongación excesiva del ojo, especialmente a nivel de la retina, comprometiendo seriamente la visión de la persona que la padece.

Las personas que padecen alta miopía deben realizarse revisiones periódicas para conocer el estado de su fondo de ojo.

Los pacientes con diabetes tienen que prestarle mucha atención a su visión, estos están expuestos a serios padecimientos. Uno de ellos es la retinopatía diabética o diabetes ocular. Esta enfermedad puede causar daño a los pequeños vasos sanguíneos de la retina, que es la capa de tejido en la parte posterior del interior del ojo. Esta transforma la luz y las imágenes que entran en el ojo en señales nerviosas que son enviadas al cerebro, indica Álvarez. “Este padecimiento puede ocasionar una pérdida progresiva de la vista, que a veces llega a ser ceguera”, dice.

La retinopatía diabética es la causa principal de disminución de la visión o ceguera en los estadounidenses de entre 20 a 74 años. Las personas con diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2 están en riesgo para esta afección.

Mexicanos crean microválvula que ayudaría a reducir riesgos de glaucoma

Los diabéticos

La diabetes también aumenta el riesgo de padecer glaucoma, cataratas y otros problemas oculares.

Por último, Álvarez cita el queratocono. Según explicó, esta es una patología degenerativa de la córnea (la parte transparente de la cara anterior del ojo) no inflamatoria, caracterizada por una alteración en su forma, que se hace irregular, como consecuencia de la alteración de uno de sus principales componentes: una proteína denominada colágeno.

Explica que “muchos pacientes se ven afectados por alergia ocular, por tal razón se rascan con frecuencia. Esto provoca una deformidad en la parte anterior del ojo, conocida como córnea, posteriormente el aumento de lentes del paciente crece mucho, causando una deformidad de la corneal. De no tratarse a tiempo, la persona podría necesitar un trasplante”.

Chequeo oportuno

Ninguna de estas cinco enfermedades se puede detectar sin una evaluación oftalmológica. Es por eso que las personas deben revisarse por lo menos una vez al año por un profesional del área, dijo a Diario Libre el doctor Domingo Álvarez.

“No en una óptica. Sino con un oftalmólogo, el cual es un médico con especialidad en el examen de forma refractiva (para indicar lentes) y de forma clínica (para poder detectar enfermedades) que, de ser tratadas a tiempo, podrían ser reversibles”, indica Álvarez.
Según el experto, los dominicanos están acostumbrados a acudir a las ópticas cuando presentan algún tipo de molestia visual. Esto tal vez por las constantes ofertas y promociones de examen gratis de estas. “Allí te puede atender un técnico en optometría, el cual te va refractar e indicar unos lentes”. Indica que esa es solo la primera parte de un examen correcto.

Álvarez explicó que es importante que durante la evaluación oftalmológica se tomen en cuenta diferentes factores, entre ellos la presión ocular al paciente. Esto con la finalidad de descartar algunos padecimientos que, de no ser atendidos oportunamente podrían ocasionar graves consecuencias, como algunos de las enumerados en este artículo.

 

F  DL