fbpx

Sainaguá celebra su Festival de Atabales y reafirma su defensa a la identidad cultural

Agrupaciones y gestores participan en la jornada

Además de música, ofrecerán charlas

La comunidad de Sainaguá, en San Cristóbal, celebrará desde este sábado 30 al 1 de diciembre la 28va edición Festival de Atables, que este año está dedicado a al Club Sol Naciente en ocasión de sus cincuenta años de fundados.

Los gestores culturales Nelson Rivera Portes, coordinador del Festival de Atabales y Roldán Mármol, presidente de la Fundación Cofradía, compartieron los detalles de esta entrega que reunirá a agrupaciones culturales de distintas provincias.

Aunque el festival comenzó en la década de los años 1975, éste ha atravesado por una que otras situaciones que han alterado el calendario para su celebración. Ya sea por falta de dinero o un acontecimiento inesperado.

“Este Festival de Sainaguá es tan importante que el Congreso Nacional lo declaró Patrimonio Cultural de la República Dominicana en 2007, por considerar que se trata de una actividad única en nuestro país. Se preserva desde el movimiento cultural de los años 70. Este evento tiene un valor que recoge costumbres y tradiciones de los Palos y Atabales, siendo este el único patrimonio sonoro que se preserva de la época de la colonia. Es el único evento en el cual el campesino puede recrearse en Sainaguá durante tres días”, reflexionó Rivera Portes al invitar a los residentes de las comunidades aledañas y de la capital a participar en el evento.

Diferentes estilos musicales le darán cuerpo a la jornada. “La Zarandunga de Baní, así como delegaciones de San Pedro de Macorís, Cotuí, Cabral, El Seibo, entre otras propuestas estarán allí. Tenemos limitaciones económicas y solo participarán unas 25 delegaciones debido a la falta de patrocinio del Ministerio de Cultura, institución que desde hace cuatro años no nos apoya”, comentó.

La velación a San Antonio (el Mayimbe de Cañandré ) será el eje central de la actividad el día de la inauguración, seguido de un desfile inaugural que saldrá a las 4:30 pm del Monumento a los Constituyentes en San Cristóbal, hasta el local de la Fundación Sol Naciente de Sainaguá, extendiéndose hasta la media noche, con la presentación de los grupos de Atabales en la gran tarima del Festival. El Domingo 1ro. de diciembre continuará la programación desde las 10:00 am hasta las 10:00 pm.

Roldán Mármol a través de la Fundación Cofradía forma parte del comité organizador. “Lo más importante es que es un festival nacional, con un significado para la conservación de nuestra música raíz, nuestras tradiciones religiosas populares. Está toda la diversidad de los grupos originales que forman parte de nuestro patrimonio como Los Congos de Villa Mella, Los Guloyas, Grupos de Salve, Los Chuineros, así como agrupaciones folclóricas”, agregó Roldán.

El artista planteó que los ministerios de Cultura, el Ministerio de Educación y Turismo deberían asumir esta actividad porque se trata de un festival que ha sido reconocido por el Congreso Nacional como Patrimonio Nacional. “La base de la dominicanidad está sustentada en las tradiciones populares, no hay otra forma. Eso debería ser apoyado de manera oficial y eso lo vamos a proponer en esta época de campaña electoral”, puntualizó Roldán.

Defendiendo las raíces

El Festival tuvo sus inicios en el año 1975, se perpetuó hasta la actualidad y alcanza los 44 años de existencia. Busca aportar al fortalecimiento de nuestra identidad, a través de la promoción y preservación de una de las manifestaciones culturales de mayor arraigo en el país, como es la música de los palos; la cual es practicada en todo el territorio nacional y constituye un patrimonio sonoro único que se conserva desde los tiempos coloniales; convertida ya en una de las tradiciones y costumbres populares vigentes de mayor acogida en la población dominicana.

“La base de la dominicanidad está sustentada en las tradiciones populares, no hay otra forma”
Roldán Mármol, Presidente de la Fundación Cofradía
F  DL