fbpx

Prisilla y Annerys: sobrevivientes de Atenas 2004 y van por sus terceros Juegos Olímpicos

SANTO DOMINGO, RD.-Annerys Valdez y Prisilla Rivera llegaron dos niñas al proyecto de voleibol y al pasar de los años su gran talento les permitirá convertirse, con fortuna, en dos atletas singulares al ser las primeras atletas femeninas en asistir a tres Juegos Olímpicos en deportes de conjunto.

Las dos jugadoras son parte del equipo dominicano que ganó el oro en el pasado Preolímpico de voleibol femenino que celebraron con un triunfo ante Puerto Rico el pasado domingo 12 de enero y de completarse el sueño olímpico asistirá a los Juegos de Tokio (julio 24/agosto 9) y así se unirán a otros atletas que en deportes individuales han competido en al menos tres ocasiones.

Félix Sánchez (Sídney 200; Atenas 2004; Pekín 2008; Londres 2012); Gabriel Mercedes (Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012) y Juan Carlos Jacinto (Sídney 2000; Atenas 2004; Pekín 2008) se encuentran entre esos atletas.

Ellas dos son las únicas que quedan activas del oro de los Panamericanos de 2003 y las únicas activas de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, cuando le ganaron a Estados Unidos.

Las dos han visto de todo, subidas y bajadas de esta selección. Y si las cosas se hubieran dado a su favor también hubieran estado presentes en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Terminado el partido del domingo, resultó incontenible ocultar la emoción acompañada de lágrimas. “Eso es algo indescriptible, es un sueño hecho realidad para cualquiera”, manifestó Rivera sobre lo que sería su tercera presencia en unas Olimpíadas.

“Los sacrificios que hacemos son muy grandes y que realmente nos merecíamos ir a Tokio y se demostró que el equipo tiene nivel para ir a Tokio”, agregó la capitana.

Y en verdad hubo sacrificios. En el alto rendimiento, jugar sin dolor raya casi en lo imposible. Ellas tienen dos décadas cada una en el equipo nacional, que ahora llaman las Reinas del Caribe.

“Súper orgullosa del sacrificio, el esfuerzo, el trabajo que durante años he hecho, que he estado haciendo y voy a seguir haciendo”, señala Valdez. “De verdad son 23 años, 23 años de gloria, 23 años dándole lo mejor a República Dominicana y pidiéndole a Dios mucha fuerza, mucha fuerza para seguir y dar lo mejor”.

La jugadora central ve con ánimo un podio del equipo dominicano en Tokio, sin importar el color. “Yo creo que nosotros vamos a hacer excelente trabajo y en esta meta, la meta es estar en el podio, no -solo- ir a unos Juegos Olímpicos. Esa es la meta de Annerys Valdez y desde hoy, Annerys Valdez va a trabajar el triple como siempre lo ha hecho”.

Al igual que Prisilla, la central de 6-4 refleja el sabor de hacerse presente en lo que serían sus terceras olimpíadas. “Muy satisfecha, muy contenta. Le doy las gracias a Dios por darme la oportunidad de estar aquí, aún representando mi país”, señaló la jugadora, sin evitar que las lágrimas corrieran por sus mejillas. En tanto, las que tendrían una segunda visita a las Olimpíadas son Lisvel Elisa Eve, Brenda Castillo, Niverka Marte, Cándida Arias y Gina Mambrú. El resto será debutante en Tokio.

Prisilla Rivera, izquierda y Annerys Valdez muestran sus medallas de oro logradas al vencer 3-0 a Puerto Rico el domingo 12 de enero de 2020 en el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto, lo que representa el boleto para competir en los Juegos Olímpicos de Tokio.
Prisilla Rivera, izquierda y Annerys Valdez muestran sus medallas de oro logradas al vencer 3-0 a Puerto Rico el domingo 12 de enero de 2020 en el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto, lo que representa el boleto para competir en los Juegos Olímpicos de Tokio. ( )

Las dos jugadoras resaltaron la realización del torneo en la República Dominicana, un lujo que todos los que asistieron durante los tres días del pasado fin de semana lo disfrutaron a capacidad.

“Muy contenta. Gracias a Milagros (Cabral), gracias a Olga (Torres) por este gran escenario, que no le debemos nada a otro país”, manifestó Valdez. “Tenemos escenario no solamente para solo hacer un clasificatorio –sino- para hacer lo que se pueda hacer aquí”.

Annerys dedico el logro a toda República Dominicana, a toda la fanaticada porque sin ellos de verdad esto no hubiera sido posible. Y no se le podía escapar alguien fundamental en su vida. “Le dedico este logro a mi madre, que en todo momento ha estado ahí”, dijo sobre Ana Valdez, quien como la noche del domingo no se pierde un partido de su hija en el país.

Las dos jugadoras han amenazado con el retiro. Pero por las palabras de ambas, dejar las camisetas número 1, la de Valdez y la 14, de Prisilla tendrá que esperar. De momento.

“He dicho que voy a retirarme y entiendo que el tiempo de retirarme se aproxima muy pronto, sin embargo, el mundo da mucha vuelta, cuando vienes a ver se me mete algo en la cabeza y me quedo un chin más”, dijo Prisilla.

Su compañera ya lo dijo al principio, orgullosa del trabajo que ha hecho “y voy a seguir haciendo”.

 

F  DL