fbpx

Lula ensalza la figura del Papa contra la desigualdad

Roma. El expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva encomió la figura “alentadora” del papa Francisco por su defensa de los trabajadores y su denuncia de las desigualdades, después de mantener un encuentro con el pontífice en el Vaticano.

“Cuando el papa Francisco impulsa un encuentro en Asís para discutir la desigualdad con miles de jóvenes, para debatir la nueva economía del mundo, es una decisión alentadora del papa”, señaló en una breve comparecencia sin preguntas en la sede del mayor sindicato italiano, CGIL, en Roma.

El exmandatario brasileño se refirió así al foro propuesto por el papa Francisco en la ciudad italiana de Asís (centro) que entre el 26 y el 28 de marzo, reunirá a jóvenes empresarios y estudiantes de todo el mundo para idear un nuevo modelo socio-económico.

De este modo, opinó, el papa “toca un asunto vital para el futuro de los trabajadores de todo el mundo”. La intención del expresidente brasileño era tratar con el papa temas como la lucha contra el hambre o la protección de los más pobres, y así lo hicieron en el primer encuentro entre ambos y en su primer viaje al extranjero tras su liberación el pasado noviembre.

La reunión privada tuvo lugar en la residencia del pontífice argentino, la Casa Santa Marta del Vaticano, donde recibe de forma más informal, y duró en torno a una hora.

Lula da Silva dijo que “todo el mundo sabe que en el mundo hay cada vez más desigualdades” y alertó de los riesgos que corren las conquistas sociales de los últimos años frente a los intereses financieros.

Por eso el ex presidente destacó los llamamientos del pontífice en defensa de los más desfavorecidos y también del medioambiente, recogidos en su encíclica “Laudato Sí” (2015) y en su reciente exhortación apostólica, “Querida Amazonía”.

Y preguntado por la prensa mientras abandonaba la sala si durante el encuentro habían hablado sobre el actual presidente, Jair Bolsonaro, atajó: “No podía venir aquí para hablar sobre Bolsonaro”.

El expresidente brasileño visitó a varias centrales sindicales de Italia, de las que dijo haber aprendido mucho en sus orígenes, y tiene previsto regresar en la mañana del viernes a Brasil.Lula da Silva ha conseguido viajar a Italia después de que la justicia de Brasilia aceptara posponer al día 19 de febrero un interrogatorio que estaba previsto para ayer 11 de febrero. La reunión con el papa se pruduce por la intermediación del presidente argentino, Alberto Fernández, que visitó el Vaticano el pasado 31 de enero, según informó el Partido de los Trabajadores.

Expresidente enfrenta procesos judiciales

Lula, quien pasó 580 días en prisión y se encuentra en libertad provisional, está condenado en dos procesos por corrupción y tiene al menos otras siete investigaciones abiertas en su contra. Fue condenado en tercera instancia a 8 años y 10 meses por corrupción pasiva y blanqueo de capitales, tras haber sido hallado culpable de recibir un apartamento en el balneario paulista del Guarujá a cambio de favores políticos a la constructora OAS.

 

AGENCIAS