fbpx

Mi Ventana Óptica Cuides su voto

Por Alejandro Almánzar

Desde muerto Trujillo, asistimos a elecciones para elegir autoridades, en lo que llevamos casi 60 años, sin entender el significado de sufragar. Y cada cuatrienio nos sorprende votando por lo que diga una encuesta manipulada.

 

Nos manipulan discursos vacíos de contenidos, de aspirantes marionetas, sin luz propia, que con agendas ocultas, se aprovechan de la debilidad del votante, por eso, Danilo pretende vendernos un candidato presidencial inepto.

 

Como cebándose con la ignorancia de un pueblo poco meditativo, que ni con el paso de más de medio siglo ha aprendido a empoderarse y enrumbarse por un verdadero sendero democrático, de derechos, libertades y desarrollo.

 

Cada cuatro años dejamos nuestro destino a merced de quienes como buitres buscando carroñas en la selva, con artimañas, truncan la determinación del ciudadano a elegir y ser elegido libérrimamente mediante compra de conciencia.

 

No comprendemos, que “el error votando en las elecciones” perdura cuatro años y más, y que ese proceso no puede confundirse con un Carnaval de comparsas, porque las payasadas de un gobierno, en lugar de rizas, sacan lágrimas.

 

Muchos creen justificarse diciendo, “yo no voté”, pero son esos mismos quienes no se ha instalado bien el gobierno, cuando ya están quejándose. Cuando la campaña entra en fragor, nadie sabe quién es el político corrupto y el decente.

 

En casi seis décadas, aún la población no es consciente del poder del voto, y ni la Masa Silente de Balaguer parece existir. La población vota por quienes regalan botellas de ron, extorsionada con dinero público, ojalá, el voto consciente prevaleciera.

 

Bosch intentó concienciar al pueblo, pero la edad y las circunstancias, no le permitieron concluir la tarea, dejó esto en manos de discípulos, pero estos prefirieron el parasitismo político, para como los demás, aprovecharse de las carencias.

 

En una sociedad, donde predominen esos métodos electorales, es imposible construir una real democracia, en cambio, cada elección le sumerge en el atraso en términos de Estado de Derechos, igualdad, y alcanzando más pobreza.

 

Llevamos algunas 15 elecciones desde 1961, sin incluir las de Medio Tiempo, y todavía persiste la amenaza del salto al vacío, el fraude, y escogencia de candidatos incapaces, ojalá, un día no caigamos en el peor de los abismos.

 

El voto no se echa por quien una encuesta diga que ganará, tampoco por quien ofrece sin definir objetivos de cómo cumplir lo prometido. A las urnas se va a votar por propuestas que conlleven al desarrollo y bienestar para todos.

 

Mientras votemos sin examinar el accionar de los políticos, seguiremos siendo borregos arriados al matadero, para luego pasarnos el tiempo quejándonos. Salchichón con pan, un tanque de gas, eso nos quita el hambre hoy.

 

Pero esa errática elección, tenemos que cargarla por cuatro años, sufriendo las consecuencias. Es la única vez que tenemos la facultad de castigar a los que se burlan de nuestras necesidades, también de eso depende el futuro del país.

 

Es hora de hacer un acto en el camino, votar con conciencia, por quien garantice la estabilidad económica y democrática de la gente, escoger propuestas, para no (botar) el voto abriéndole paso a la perversidad.

 

Vayamos a votar, sin miedo a nada, sólo tomando precauciones, como lo están haciendo los polacos, pensando en el interés general, no en lo particular. Cuide su voto, pues de su elección depende el rumbo que tomemos como pueblo.  

 

alex15958@hotmail.com

Twitter, @alexalma09