fbpx

EEUU: Grupo latino invierte millones para promover el voto

Una organización nacional en Estados Unidos anunció el miércoles una campaña de 10 millones de dólares para promover la participación de los votantes hispanos en varios estados clave en las próximas elecciones.

Mi Familia Vota, con sede en Phoenix, informó que gastará 7 millones de dólares en medidas para fomentar el voto y otros 3 millones de dólares en anuncios digitales y de televisión, comenzando con Florida y Arizona.

En particular, Arizona —un territorio tradicionalmente republicano— es considerado un estado muy disputado por los cambios demográficos. Los hispanos forman una proporción cada vez mayor del electorado.

Según el Pew Research Center, el 13,3% de las personas en edad de votar en Estados Unidos este año son latinos, una cifra récord. Pew estima que, en Arizona, el 24% de las personas con derecho a voto son hispanas, dos puntos porcentuales más que en 2016. En Florida se calcula que los latinos forman el 20% del electorado.

Eso no significa que todos vayan a empadronarse o a votar el día de las elecciones. Los datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos muestran que en Arizona, el 47% de los hispanos elegibles sufragaron en 2016, frente a casi el 63% de los blancos que podían votar.

Mi Familia Vota aspira a conseguir 3,3 millones de votos latinos más en los estados en los que está enfocando su labor.

La participación de los latinos en estados como Arizona podría ayudar a decidir los comicios presidenciales, señaló Matt A. Barreto, cofundador y socio gerente de Latino Decisions, una encuestadora y firma de investigación con sede en Los Ángeles.

“Ya lo vimos en 2018, donde el voto latino registrado en unas elecciones de mitad del período presidencial aportó el margen de victoria para (la senadora demócrata Kyrsten) Sinema”, señaló.

Mi Familia Vota empleará mensajes de texto, llamadas telefónicas y anuncios digitales y de televisión para llegar a posibles votantes en Arizona, California, Colorado, Florida, Michigan, Nevada, Pensilvania, Texas y Wisconsin, dijo Sanchez Barba.

Los demócratas y los republicanos se disputan el voto hispano. La campaña de Trump, por ejemplo, se dirige a los latinos con mensajes sobre la economía, la seguridad pública y los valores familiares. Andres Malave, director regional de comunicaciones de acercamiento a los hispanos para el Comité Republicano Nacional, dijo que la campaña del mandatario ha tenido un equipo permanente en Arizona desde 2016.

“La políticas del presidente Trump están cumpliendo con nuestras familias al garantizar comunidades seguras y reconstruir la economía más fuerte del mundo. Mientras tanto, Biden está apoyándose en que otros le rescaten para cubrirlo de sus décadas de políticas fallidas que han perjudicado de forma desproporcionada a las familias latinas”, dijo Malave.

El mismo jueves, un comité de acción política fundado por Chuck Rocha, exasesor principal de Bernie Sanders, dijo que iba a lanzar anuncios digitales y de televisión en español en Arizona, Michigan y Carolina del Norte. En esa propaganda se criticará la respuesta de Trump a la pandemia de coronavirus y su trato hacia la comunidad latina.

Aunque Mi Familia Vota no ha apoyado al precandidato demócrata Joe Biden, se enfocará en procurar que los latinos voten contra Trump, dijo Sanchez Barba.

Él participó en un foro vecinal con Biden, en el que el exvicepresidente hizo varias promesas a la comunidad hispana, como colocar latinos en los puestos más altos de su gobierno.

“Tras las elecciones, esperemos que con un nuevo presidente, lanzaremos de inmediato una campaña para exigir rendición de cuentas”, dijo Sanchez Barba.