fbpx

Puerto Rico vuelve a medidas restrictivas para frenar el aumento de COVID

El número de hospitalizados por coronavirus en Puerto Rico continuó este jueves en ascenso al pasar de 254 a 280, la mayor cifra de ingresos desde que comenzó la pandemia.

SAN JUAN.-La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, anunció este jueves medidas que restringen nuevamente la apertura de la isla tras el confinamiento, debido al aumento de los casos y las hospitalizaciones por COVID-19, con el cierre, otra vez, de gimnasios, cines, barras y casinos y la prohibición de vender bebidas alcohólicas a partir de las 7.00 de la tarde.

El toque de queda, dijo, se mantiene como hasta ahora de 10.00 de la noche a 6.00 de la mañana y la población de entre 20 y 29 años, que es la que está experimentado un mayor nivel de contagio en la isla, deberá permanecer, dentro de lo posible, en sus hogares.

Las playas solo podrán usarse para fines deportivos y no recreativos, dijo en un anuncio público.

El número de hospitalizados por coronavirus en Puerto Rico continuó este jueves en ascenso al pasar de 254 a 280, la mayor cifra de ingresos desde que comenzó la pandemia.

En cuanto a pacientes en cuidados intensivos también aumentó de 18 a 25.

El número de personas conectadas a respiradores por la enfermedad ha subido igualmente, de 11 a 14, según los datos del Departamento de Salud.

La población de Puerto Rico es de 3.194.000 personas.

El informe del Departamento de Salud reportó la muerte de una mujer de 57 y otro deceso adicional, para un total de 75 fallecimientos confirmados y 97 probables.

El número de decesos puede variar en la medida en que los procesos de registro y codificación de las causas de muerte duran varios días.

El total de casos positivos confirmados por la COVID-19 es de 3.119 en Puerto Rico.

En un discurso acompañada por el grupo de trabajo médico del Gobierno en la lucha contra el coronavirus, la gobernadora dijo que el sistema de salud de la isla está preparado para las fluctuaciones en afectados por la enfermedad ‘pero hemos llegado a un nivel en el que hay que tomar medidas mas restrictivas para proteger la vida de todos’.

También reveló que no se permitirá la aglomeración de gente afuera de los establecimientos y los negocios deberán volver a tener un 50 por ciento de capacidad.

El uso obligatorio de mascarillas en todo momento se mantiene y tampoco se podrá hacer deportes que impliquen contacto, solo aquellos individuales.

Vázquez también anunció que la reapertura de la industria turística, que había comenzado ayer, se aplazó hasta el 15 de agosto y explicó que las marinas tampoco podrán funcionar.

Otra de las medidas implantadas, que entran en vigor a partir del viernes, es que las actividades multitudinarias familiares se limitarán a reuniones de la unidad familiar.

Por último, anunció que destinará 100 millones de dólares para combatir la enfermedad y extender ayudas a los municipios en su lucha contra la misma y a los hospitales.