fbpx

CONAPE recibirá asistencia de la Fundación Gerón de España para fortalecer la gestión de los centros geriátricos

Santo Domingo. La Fundación Gerón, de Sevilla, España y el Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (CONAPE) suscribieron un acuerdo de cooperación institucional en el marco de un diálogo vía la plataforma Zoom, entre los representantes de ambas instituciones.

 

Mediante este convenio la entidad española se compromete a transmitir al CONAPE, asesoría y conocimientos técnicos que ejecuta esa entidad gestión de centros geriátricos, “para actualizar el Sistema Nacional de Desarrollo Integral en favor del Adulto Mayor en la República Dominicana”.

 

La participación española en la conferencia y concreción del acuerdo estuvo integrada por el presidente de la Fundación Gerón, señor Antonio Jesús Aguilar Orgaz, Celia Salinas, directora general de la entidad y Marcos Herrera, coordinador del Departamento de Marketing y Comunicación.

 

De su lado, el CONAPE estuvo representado por su director ejecutivo, doctor José García Ramírez, Nurys Presbot, secretaria del organismo rector; Manuela Suncar, coordinadora del Despacho; Natalia Gómez, encargada de Relaciones Internacionales; Judith Féliz, encargada de Cooperación Internacional y Juan Ureña, asesor legal.

 

En sus intervenciones, Aguilar Orgaz ofreció detalles de la prestación de asesoramiento técnico que la Fundación Gerón ofrecerá al CONAPE para que actualice su sistema nacional de desarrollo integral de los envejecientes.

 

Indicó, que el acuerdo contempla la participación de la entidad española “en la actualización de las normativas y protocolos necesarios para regular los Centros de Personas Adultas Mayores, a los fines de que el CONAPE desarrolle un nuevo modelo de gestión en pos de optimizar el concepto de atención al Adulto Mayor en la República Dominicana.

 

García Ramírez señaló que el convenio con la referida fundación contempla  “Modernizar y perfeccionar el funcionamiento y gestión de los centros geriátricos que estén registrados, acreditados y habilitados por el CONAPE” y asesorar a esta institución “en la determinación de los requisitos materiales, funcionales y de gestión humana que deben cumplir los centros geriátricos públicos y privados de conformidad con la legislación vigente”.

 

Dijo que la Fundación Gerón asesorará al CONAPE “en la elaboración de los programas formativos para el personal que en la actualidad trabaja en los centros geriátricos y también para las nuevas incorporaciones”. Y también brindará “estadía a los técnicos que serán enviados por el CONAPE para capacitación y pasantías en España”.

 

García Ramírez destacó que por su edad es un  reto estar al frente del CONAPE y consideró “que envejecer y llegar a la edad del adulto mayor es un privilegio, experiencia que debe ir fabricándose poco a poco, es por ello que la lucha de la dirección de CONAPE no es sólo para dignificar al envejeciente, sino también para que la juventud aspire a tener privilegios de cara al futuro”.

  Es muy importante tomar en cuenta que la población de envejecientes en República Dominicana crece cada día debido al mejoramiento de los niveles de sanidad, de los servicios de salud y la alimentación, precisó el ejecutivo de Conape.

“Está ha puesto su empeño en convertir a los envejecientes dominicanos en entes activos que puedan tener incluso participación, con su experiencia limitada, en actividades sociales y económicas, ya que no se puede desperdiciar el intelecto y el talento que han desarrollado a lo largo de sus carreras”, dijo García Ramírez.

    

La Fundación Gerón es una entidad sin ánimo de lucro, especializada en gerontología, formada por profesionales con acreditada experiencia en la gestión de Residencias para las Personas Mayores, que realizan su actividad atendiendo de forma integral a los mayores y sus familias; mientras que el CONAPE es el organismo oficial en materia de definición y ejecución de políticas nacionales a favor de la población envejeciente, según lo dispuesto en el artículo 23 de la Ley 352-98, sobre protección de la Persona Envejeciente del 15 de agosto de 1998.