fbpx

España exige prueba PCR negativa a viajeros para poder entrar al país

La medida busca evitar el aumento de contagios del coronavirus

MADRID, España recibió este lunes los primeros viajeros procedentes de países de riesgo por coronavirus a los que se exige una prueba PCR negativa, realizada obligatoriamente 72 horas antes de su llegada para poder entrar al país, una medida más adoptada recientemente por las autoridades sanitarias para tratar de contener los contagios a la espera del inicio de la campaña de vacunación en enero.

El país mira a ese momento con moderado optimismo gracias a los últimos datos ofrecidos por el Ministerio español de Sanidad, que sitúan la incidencia acumulada del virus por debajo de los 400 casos por cada 100,000 habitantes en los últimos 14 días (374), aunque el objetivo es llegar a los 25 casos, una cifra todavía muy lejana.

Desde el pasado viernes, según la información dada a conocer por el Ministerio, España ha sumado 25,886 nuevos casos de covid y 512 fallecidos.

El presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, ya adelantó ayer la mejora en el dato de incidencia acumulada por cada 100,000 habitantes, una cifra que demuestra -dijo- la eficacia del estado de alarma en vigor y de las medidas adoptadas por las comunidades autónoma españolas.

Sánchez avanzó estos datos en una comparecencia tras la reunión virtual del G20 en la que ofreció algún detalle del plan de vacunación contra la covid-19, que comenzará en enero y será única para todo el país.

España será junto a Alemania el primer país de la Unión Europea (UE) en comenzar a vacunar en 2021.

La UE ha firmado ya contratos con las farmacéuticas AstraZeneca, Sanofi, Janssen y BioNTech/Pfizer por mil millones de dosis ampliables; es inminente la firma con CureVac y están muy avanzadas las negociaciones con Moderna por otros 400 millones de vacunas adicionales.

A España le corresponderá el 10 por ciento de esas dosis que la Unión Europea pondrá a disposición de los países miembros.

Sin incidencias en los aeropuertos y puertos españoles

En el primer día de entrada en vigor de las pruebas PCR obligatorias para los viajeros procedentes de países considerados de riesgo por coronavirus – 65 en total, 28 de la Unión Europea y 37 extracomunitarios – no se han comunicado incidencias especiales.

Para aquellas personas que no se hubieran hecho la prueba, los aeropuertos y puertos españoles han puesto a disposición test de antígenos, con resultados rápidos, aunque serán sancionados.

Al margen de los test, se han seguido haciendo los controles sanitarios que ya se llevan a cabo actualmente a todos los viajeros internacionales en los puntos de entrada al país, como son los controles visuales y de temperatura.

 

Cataluña reabre la hostelería y Madrid sigue mejorando

Cataluña inició este lunes la reapertura, limitada en horario y aforo, de bares, restaurantes, deporte y cultura, mientras se prevé que a finales de enero se empiece a vacunar contra la covid para inmunizar a 300,000 ciudadanos antes de Semana Santa y así impedir una tercera ola.

El gremio de la Restauración de Barcelona cifró hoy en el 70% la reapertura de los bares, restaurantes y cafeterías en la ciudad e informó de que muchos negocios no han visto viable volver a abrir, además de pedir al Gobierno regional catalán que estudie alargar el horario de cierre, establecido ahora a las 21.30 horas (20.30 GMT), hasta la medianoche, así como el toque de queda, actualmente a las 22.00 horas (21.00GMT).

Los datos oficiales de hoy siguen mostrando un descenso de contagios en Cataluña, con menos de mil en las últimas horas, pero con 51 fallecidos más, que elevan la cifra total a 15.542 muertos, de los que 4,311 fueron personas mayores que vivían en residencias.

En la Comunidad de Madrid se ha duplicado el número de fallecidos por coronavirus en los hospitales, pasando de los 11 notificados el domingo a los 22 de este lunes, mientras los nuevos contagios han descendido de 473 a 248, de los cuales 81 corresponden a las últimas 24 horas.

El Gobierno madrileño espera poder hacer “excepciones” esta Navidad en las restricciones impuestas para contener el coronavirus, como el límite de seis personas en las reuniones o el toque de queda nocturno, aunque esperará unas semanas para decidirlo, en función de la evolución de los datos.

Madrid trabaja en un plan para afrontar unas navidades “con cierta normalidad”, según dijo este lunes la presidenta regional madrileña, Isabel Díaz Ayuso, con la idea de evitar una tercera ola en enero.