fbpx

El enviado de la ONU pide diálogo en disputa fronteriza entre Sudán y Etiopía

JARTUM.- El enviado especial de la ONU para el Cuerno de África, Parfait Onanga-Anyanga, invitó este domingo a Sudán y Etiopía a resolver de forma dialogada la disputa fronteriza que les enfrenta desde diciembre en la región fronteriza.

La tensión ha aumentado en las zonas de Al Fashqa Menor y Mayor, limítrofes con la región etíope de Tigray a mediados de diciembre después de una emboscada a tropas sudanesas que había enviado Jartum a la zona en la que murieron cuatro soldados.

Jartum atribuyó el ataque a milicias etíopes y a otras fuerzas de ese país que no identificó y desde entonces se ha mantenido la tensión en la zona.

A finales de diciembre pasado, el Ejército de Sudán dijo haber recuperado toda el área en disputa, donde Jartum acusaba a agricultores etíopes de estar cultivando en territorio sudanés bajo protección de milicias de este país.

Sudán asegura que la región le pertenece según un acuerdo de 1902 que Adis Adeba no reconoce, por lo que pide iniciar un diálogo para resolver el conflicto.

Al Mahdi señaló que durante la visita a Jartum de Onanga-Anyanga también se trató el tema de la disputa entre Sudán y Sudán del Sur por la zona fronteriza de Abyei y manifestó el compromiso de Jartum de “continuar el dialogo para alcanzar una solución satisfactoria para las dos partes”.

La región está bajo la protección de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para Abyei (UNISFA), que se creó en 2011 para actuar como observador ante la tensión entre los dos países si bien tiene autorización para utilizar la fuerza para proteger a los civiles y a los trabajadores humanitarios.

Esta área, rica en petróleo, logró una posición especial dentro de un acuerdo firmado entre Sudán y Sudán del Sur en 2003.

 

AGENCIA  EFE