fbpx

Venezuela dice que informó a la OPS negativa a recibir vacuna AstraZeneca

Caracas comunicó su decisión a un representante de la OPS el pasado 15 de marzo en una reunión en la que se revisó el mecanismo Covax

El gobierno de Venezuela informó a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) su negativa a recibir vacunas de AstraZeneca contra el COVID-19, cuya aplicación no fue autorizada en el país, dijo este miércoles el presidente Nicolás Maduro y otros altos funcionarios.

“Venezuela ha autorizado un conjunto de vacunas que son las que van a entrar (…). No va a entrar ninguna vacuna al país, ni debe ser enviada, que no haya sido autorizada por nuestros institutos científicos nacionales, por los institutos farmacológicos, por las autoridades sanitarias”, dijo Maduro en la televisión estatal.

Caracas comunicó su decisión a un representante de la OPS el pasado 15 de marzo en una reunión en la que se revisó el mecanismo Covax, impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar una distribución equitativa de las inmunizaciones contra el COVID-19, detalló más temprano la vicepresidenta Delcy Rodríguez en una declaración pública.

“Ya hay claridad de que Venezuela va a escoger a través de este mecanismo (Covax) cuál es la vacuna que está permisada”, agregó la vicepresidenta.

Venezuela está aplicando la vacuna rusa Sputnik V y la del laboratorio chino Sinopharm.

El martes, Ciro Ugarte, director del Departamento de Emergencias en Salud de la OPS, dijo que Venezuela recibiría vacunas del laboratorio anglo-sueco AstraZeneca producidas por Corea del Sur a través de Covax. Aclaró, sin embargo, que no serían las dosis que provocaron una suspensión temporal de la vacunación en Europa ante posibles riesgos de coagulación.

La OPS informó en febrero que Venezuela tenía reservadas de 1.4 a 2.4 millones de vacunas en ese mecanismo. Pero el organismo regional de la OMS advirtió que el país corría el riesgo de perder esas dosis si no pagaba un adelanto de 18 millones de dólares.

El gobierno de Maduro, que conformó una “mesa técnica” con delegados de la oposición y de la OPS para atender la pandemia, pide liberar recursos del país bloqueados en el extranjero por sanciones financieras.

Maduro insistió este miércoles en su pedido a la OPS de gestionar la liberación de 300 millones de dólares de Venezuela en el Banco de Inglaterra, a fin de comprar vacunas.

El 19 de marzo, el líder opositor Juan Guaidó, reconocido desde 2019 como presidente encargado de Venezuela por Estados Unidos y medio centenar de países, anunció que dispondría de 30 millones de dólares en fondos del país congelados en el extranjero, para pagar la entrada al Covax y la cadena de frío para transportar las dosis.