fbpx

La Cumbre Iberoamericana más corta de la historia “obligada” a dar soluciones

ANDORRA LA VELLA.- La XXVII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno, que se celebra este miércoles en Andorra, será la más corta de la historia de estas citas que arrancaron en 1991 y estará “obligada” a dar soluciones concretas a la crisis derivada de la pandemia.

El encuentro, previsto para noviembre del pasado año pero pospuesto debido a la pandemia, se realizará de manera semi presencial.

Según lo previsto, el plenario de mandatarios se prolongará durante unas cinco horas, aproximadamente la mitad de la duración tradicional, y comenzará a las 16 horas locales para coincidir con el comienzo del día en los países latinoamericanos.

A pesar de ello, la de mañana será una de las Cumbres con mayor participación de mandatarios, donde, a espera de confirmación final, tomarán la palabra 19 jefes de Estado y de Gobierno.

Por el contrario, no participarán el mexicano Andrés Manuel López Obrador, y el de Brasil, Jair Bolsonaro. Tampoco está clara la participación del paraguayo Mario Abdo Benítez, quien junto a Bolsonaro son contrarios al gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro, que sí estará presente.

Según manifestó a Efe el jefe de Gobierno de Andorra, Xavier Espot, esta Cumbre está “obligada” a dar soluciones concretas para encontrar una salida a la crisis derivada de la pandemia de la covid-19.

Según Espot, los países deberán dar “respuesta a los retos que actualmente tiene el mundo iberoamericano” y “evidentemente el gran reto es cómo acabamos de gestionar adecuadamente esta pandemia”.

Otro de los ejes que centrará la reunión será la necesidad que los países de renta media, una clasificación a la que pertenecen la mayoría de los latinoamericanos, tienen de acceder a una financiación internacional más rápida y flexible.

Esto dará continuidad a los esfuerzos que varios países de la región hicieron durante este año frente a foros u organismos internacionales como el G20, el Fondo Monetario Internacional o el Banco Interamericano de Desarrollo.

El formato semi presencial propuesto por Andorra para que al menos una parte de la cita pudiera celebrarse en este pequeño país situado entre España y Francia, conllevó unos intensos protocolos sanitarios los días previos a la Cumbre que también estarán presente este miércoles.

 

AGENCIA   EFE