fbpx

Movimientos responsabilizan a Mercedes Castillo y Luis Pérez situación CDP-NY

Santo Domingo, RD.-Los movimientos Dos Generaciones y Convergencia responsabilizaron este viernes al presidente de la Comisión Electoral y a la presidenta del CDP, Luis Pérez y Mercedes Castillo, respectivamente, de las consecuencias que pudieran derivarse tras la anulación ilegal de las elecciones celebradas por la seccional del colegio en Nueva York.

Advierten que el proceder arbitrario e irracional que asumen los mencionados constituye una violación fragrante al derecho de los miembros del CDP que acudieron a votar en orden el pasado 27 de agosto.

Responsabilizamos públicamente tanto a Luis Pérez como a Mercedes Castillo de lo que pudiera suceder tras su arbitraria decisión de anular las elecciones en Nueva York y convocar nuevos comicios, una decisión sin asidero legal y que pudiera generar situaciones difíciles que estas personas tienen la obligación de evitar”.

Aseguran sentirse decepcionados por el desempeño parcial e irresponsable de Luis Pérez y los demás integrantes de la Comisión Nacional Electoral, “quienes fungen como activistas del Marcelino Vega y se apartan de su compromiso moral y reglamentario para favorecer los intereses de estos”.

“Esa comisión electoral no tiene calidad moral y mucho menos amparo legal para desconocer la voluntad expresada por los colegas en Nueva York. Por esa razón, la hacemos responsable de lo que pudiera pasar si se persiste en imponer un nuevo proceso de votación que es unilateral, antojadizo e ilegal”, indican.

Recuerdan que por el solo hecho de estar en desacuerdo con que se validaran los votos emitidos a distancia y a pesar de que los movimientos aliados acogieron que fueran anulados, “una turba encabezada por la candidata local violentó el conteo, ofreció golpes y se llevaba la urna con los votos, lo que fue impedido por miembros de la comisión electoral y otros periodistas presentes”.

Recuerda que el incidente fue tan violento que obligó a directivos del Club Deportivo Dominicano a sacar a los agresores de sus instalaciones e inmediatamente apagar las luces.

Deploran que la presidenta del CDP actúe como activista y defensora férrea de los intereses de su grupo, precisamente ante una situación que debe evitarse y ante la que ella, al igual que la comisión electoral, han provocado en Nueve York

“Esa actitud parcial, sectaria, impropia de un directivo de su nivel, no solo carente de sentido común, sino que refleja por qué el Marcelino Vega ha convertido tanto al CDP como al SNTP en entelequias que solo sirven para sus fines personales”, denuncian.

Llaman a los periodistas de Nueva York a defender su honor y a no permitir que se vulneren sus derechos para complacer caprichos del Movimiento Marcelino Vega.