fbpx

Depósitos diarios y uso de placas falsas, así operaba la red Falcón

Mosquea Polanco, supuesto cabecilla, ofreció pagar US$250,000 en efectivo por venta de combustible

SANTO DOMINGO, RD.-En su afán de burlar los controles de las autoridades para el lavado de dinero procedente del narcotráfico, los supuestos integrantes de la red del caso Falcón utilizaban distintos medios para mover recursos. La inversión en diversas actividades comerciales es uno de los aspectos fundamentales que se detallan en la solicitud de medida de coerción, en la que también se refieren pagos en efectivo en dólar o depósitos diarios, así como el uso de placas de exhibición falsa para evitar las alertas de lavado. El grupo está acusado de conformar una red internacional de tráfico de drogas y armas, hacia Estados Unidos, Europa y Puerto Rico, así como de lavado y financiar campañas políticas ilícitamente.

Erick Randhiel Mosquea Polanco (prófugo), supuesto cabecilla del entramado y a quien las autoridades definen como un poderoso y temido narcotraficante internacional que tenía su centro de operación en Santiago ofrecía pagos en efectivo o transacciones diarias, como parte de su modus operandi.

En la solicitud de medidas de coerción que presentó el Ministerio Público contra 21 de los supuestos integrantes de la red, se detalla que Mosquea Polanco coordinó el pago por adelantado de ventas futuras de combustibles por montos millonarios, como una de sus estrategias para transparentar dinero producto de sus actividades ilícitas de narcotráfico

Ante esto, Mosquea Polanco le habría respondido que estará realizando depósitos diarios a las cuentas, pero que, si se lo aceptaban en efectivo, no tendría problemas en buscárselo en ese mismo instante.

Dos días después se habría producido otra conversación entre los dos hombres en el que el supuesto cabecilla de la red, junto a su abogado, expresa preocupación por la realización del pago del combustible, pues teme que levante sospecha sobre la procedencia del dinero. Sin embargo, el vendedor le habría informado que el pago por adelantado era normal y que los reciben hasta de US$5 millones de parte de las aerolíneas.

El documento detalla que, ante la oferta de venta de combustible a menor precio que hacía Read Ruiz, Mosquea Polanco se muestra interesado, pero que le preocupaba por el hecho de poseer grandes cantidades de dinero en dólares en monto mayor que en las cuentas bancarias en pesos.

En medio de una conversación para tratar sobre la compra de unas estaciones de combustibles, también se refiere que el supuesto cabecilla de la red habría señalado a otra persona que, aunque no necesitaba préstamos, los hacía para mejorar su historial crediticio.

Placas falsas

El Ministerio Público establece que pudo evidenciar que, cuando la red adquiere vehículos son muy costosos, le ponen placas de exhibición falsificadas para evitar tener que justificar ante los organismos de control de lavado de activos.

Hacen referencia a una conversación del abril pasado entre un vendedor externo de un reconocido dealer de vehículos con un masculino no identificado (MNI) en el que el primero explica el método de alterar las placas para evitar cualquier alerta de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

Esta modalidad se suma a la de vender los vehículos y ponerlos a nombre de alguien distinto al comprador o del mismo dealer.

Inversiones millonarias

Las ganancias generadas alegadamente por el narcotráfico, Erick Randhiel Mosquea Polanco “las ha introducido tanto en el mercado financiero (las entidades de intermediación financiera, los intermediarios de valores, canje, cambio de divisas y la remesa), así como en el mercado no financiero (casinos, juego de azar, banca de lotería o apuestas y concesionarios de lotería y juego de azar)”, refiere la solicitud. Otra estrategia era la “actuación o arreglo para que una persona actúe como un accionista nominal para otra persona, empresas o personas físicas para la compra y venta de vehículos, de armas de fuego, vehículo de motor, empresas constructoras)”. El entramado habría realizado inversiones por unos RD$10,000 millones.

 

F  DL