fbpx

Ministro solicita favores sexuales

Por Fernando A. De León

  Un ministro del actual gobierno del PRM habría solicitado favores sexuales a una dama que no conoce, en lo personal, residente en Estados Unidos. Parecería que no son infundadas las imputaciones de acosos sexuales que se les han formulado a funcionarios del gobierno dominicano.

  Una amiga nos comunicó que fue objeto de insinuaciones sexuales, vía mensajes de texto, luego de que el ministro de una importante cartera intentara seducirla al contactarla, y comentarle sobre un acontecimiento que ella había enviado por las redes, que tiene que ver con su organismo.

  Nos llamó para contarnos la historia, y dijo estar sorprendida por las insistentes insinuaciones sexuales de ese flamante funcionario. Reveló que le habría dicho que: “estoy solito”. Le dijo que según su foto, ella era muy hermosa, para luego decirle si podía ocupar un lugar en su cama. “No habrá un ladito para mí”, le dijo, creyendo que ella estaba en República Dominicana.

  Dijo que el ministro le escribió luego de haber visto lo que envió por las redes, y casi de inmediato, cómo para enterarse de su status civil le manifestó que, con el perdón de su pareja, quería conversar con ella. Fue muy atrevido; era la medianoche.

  Al enterarse de que estaba sola, y ella comunicarle que “prefiero tirarme de la cama por el lado que yo quiera”; no conforme, le dijo que aparentaba estar cómoda, queriendo saber sobre si dormía con ropa interior o de qué forma. Ella tratando de evadirlo siguió hablando de asuntos que competen a la institución a cargo del funcionario.

 A pesar de no asentir a sus requerimientos, y decirle que estaba ligada al sector periodístico, además de darle los nombres de varios periodistas, continuó diciéndole si había un espacio para él en su alcoba.

  En fin, nos cuenta nuestra amiga que mientras ella se empeñaba en hablar de asuntos del Estado y del departamento que él dirige, insistía en enamorarla y proponerle que si podía estar con ella. Imaginando siempre que la dama estaba en territorio dominicano.

     El autor es periodista, miembro del CDP en Nueva York, donde reside.