Debate sobre la problemática municipal en el DN

Domingo Contreras se manifestó de acuerdo con debatir con la actual alcaldesa sobre el manejo de la ciudad capital.

 

SANTO DOMINGO, RD.-El candidato a la alcaldía del Distrito Nacional por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Domingo Contreras, lanzó un reto a la alcaldesa de esa demarcación geográfica, Carolina Mejía, para debatir los problemas de la ciudad.

“Estoy totalmente de acuerdo en ir a un debate, es más, reclamó ese debate”, respondió Contreras a los entrevistadores del programa Telematutino 11, quienes le preguntaron si estaría de acuerdo en ir a un debate con la alcaldesa del Distrito Nacional.

El miembro del Comité Político del PLD dijo que aquí hay que hablar claro y explicar cómo es que se van a enfrentar los problemas del Distrito Nacional y plantear las posibles soluciones.

“Esta no es una ciudad de pasarelas, aquí hay que enfrentar los múltiples problemas profundos que tiene esta ciudad”, expresó Contreras.

Aseguró que el PRM va a perder la alcaldía y la senaduría del Distrito Nacional en las elecciones de febrero y mayo del próximo año, así como las presidenciales.

Al ser abordado sobre la situación económica actual declaró que las condiciones de vida de los dominicanos se han deteriorado en estos tres años de gobierno perremeísta, fruto del alto costo de la vida y el deterioro de los servicios básicos.

Puso como ejemplo el cierre del programa de alfabetización “Quisqueya Aprende Contigo”. “Lo metieron en un almacén y lo cerraron, negándose a alfabetizar a la gente de escasos recursos”.

Asimismo, la alta facturación de la electricidad y la vuelta a los apagones, superados en el gobierno del ex presidente Danilo Medina, al extremo de que las baterías y los inversores se le dañaron a mucha gente por falta de uso “y regresaron las bullosas plantas eléctricas en los negocios.

Igualmente se refirió al alto costo de los medicamentos, materiales de construcción y vivienda. “Un apartamento que costaba alrededor de un millón de pesos ahora cuesta cuatro millones”.