Mi ventana óptica 4% para la corrupción

Por Alejandro Almánzar

Nada de extraño tiene que el gobierno de turno pretenda vendernos falsas ilusiones con el contrato renovado a destiempo a (AERODOM) aunque los fines sean recaudar más dinero para la compra de conciencia de políticos sinvergüenzas en medio de la zafra electoral en que hay que buscársela.

Pero como nada queda oculto bajo el sol, todo comienza a salir, pues nadie entiende que un gobernante renueve un contrato tan distante de vencerse para aumentar las ganancias de esos grupos en perjuicio de quienes usan esas terminales aeroportuarias, que ahora tendrán que pagar más por entrar y salir.

¡Qué importa! Si un grupo de legos e idiotas, sombrillas amarillas y verdes en mano nos convencieron de que para avanzar en la educación era necesario destinar el 4% para ese ministerio, cuando ahora, estudiantes y profesores muestran más deficiencia, incluyendo los universitarios.

Porque, en lugar de un 4% para la educación, esto se ha convertido en un botín para la corrupción, donde grupos que nunca sacian sus ambiciones, son capaces de quitarle la comida al tísico para estos alimentar su pobreza espiritual. Desalmados, a quienes nunca les ha preocupado el futuro de la educación dominicana.

Pero si los ayuntamientos, usan los recursos de su presupuesto para pagárselos a compañeros, mientras ciudades como la capital se inundan con cualquier lluvia, poniendo en peligro la vida de los ciudadanos, tampoco debemos asombrarnos que un túnel se llene de aguas, convirtiéndose en una trampa mortal, sin que ninguna autoridad se entere hasta que ya había 9 personas aplastadas y la solución haya sido culpar a gobiernos pasados.

La corrupción es un problema casi global, sobre todo, en Occidente y estos países donde desde la llegada del cristianismo en 1492 es lo que impera. Por ejemplo, la Iglesia en nuestro país sabe que esa pieza aprobada fue para un sector repartirse los fondos públicos, pero guarda silencio.

La prensa, no se atreve a denunciarlos, porque son dueños de esos medios o son financiados con lo robado al pueblo, mientras todavía tenemos niños recibiendo docencias en enramadas, sentándose en el piso y sin una buena alimentación garantizada.

Ni siquiera han invertido en preparar a profesores que dan pena, vergüenza y sería iluso pensar que esa gente va a impartir educación de calidad, cuando ellos mismos académicamente no califican para estar en las aulas.

De la Asociación Dominicana de Profesores, es mucho esperar que presione para revertir todo esto, pues en su inmensa mayoría, están en esos puestos por medio de la política, no por capacidad. Recuerdo un incidente que tuvimos estudiantes del 3ro de bachiller en un liceo del Este, cuando fuimos a quejarnos, porque el «profesor» sabía de todo, menos de la “Biología” que impartía.

Y tanto la directora del plantel, como el subdirector, no pudieron más que decirnos avergonzados, “no podemos hacer nada, porque esa persona es del partido y es la única preparación que tiene». por eso, nunca he creído que el tema sea de recursos, sino, una combinación de factores.

Que, en lugar de subsanarlo con la aprobación de dicha iniciativa, se ha agravado y el 4% sólo ha servido para alimentar la corrupción y perversidad de quienes no les interesa que tengamos una educación de calidad para salir del atraso, pues mientras más iletrados, mejor para el negocio.

alex15958@hotmail.com

Twitter, @laactualidadtv

You Tube, @miventanatv4636

Tic Tok, @alejandroalmanzar470