Congreso de Estados Unidos renueva controvertida ley de vigilancia

Los senadores votaron 60-34 poco después de la medianoche para aprobar el proyecto de ley

El programa permite a las agencias de inteligencia realizar vigilancia electrónica sin solicitar una orden judicial

ESTADOS UNIDOS.-Los legisladores estadounidenses aprobaron este sábado la renovación de una poderosa herramienta de vigilancia electrónica, ampliamente utilizada por las agencias de inteligencia estadounidenses en el extranjero, pero criticada por las organizaciones de libertades civiles.

Los senadores votaron 60-34 poco después de la medianoche para aprobar el proyecto de ley, que la Casa Blanca dijo que el presidente Joe Biden «promulgará rápidamente».

El programa permite a las agencias de inteligencia estadounidenses realizar vigilancia electrónica sin solicitar una orden judicial.

En particular, les permite interceptar comunicaciones, incluidas llamadas telefónicas y correos electrónicos, de no estadounidenses en cualquier lugar fuera del territorio estadounidense, así como comunicaciones de ciudadanos estadounidenses a extranjeros objeto de seguimiento.

La autoridad bajo la Sección 702 de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés) ha sido denunciada por defensores de la privacidad y las libertades civiles.

Fue aprobada por la Cámara de Representantes hace una semana, pero su renovación fue objeto de un intenso debate.

El expresidente Donald Trump, que quiere desbancar a Biden en las elecciones de este año, instó a los legisladores la semana pasada a «matar a FISA».

«Fue utilizada ilegalmente contra mí y contra muchos otros. ¡¡¡Espiaron mi campaña!!!» Trump escribió, sin pruebas, en su plataforma Truth Social a principios de este mes.

En diciembre, un alto funcionario de la Casa Blanca instó al Congreso a renovar el programa, alegando que con las guerras en curso en Gaza y Ucrania, y en medio de altas tensiones con China y una amenaza persistente de ataques cibernéticos, sería un momento peligroso para el desarme «unilateral».

 

AGENCIA  AFP