¿Ley desafinada o código de comunicación?