¿Subvertir el texto constitucional?